México: así reaccionó el gobierno al informe sobre los estudiantes de Ayotzinapa

Arely Gómez González, procuradora general de México Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La procuradora general de México, Arely Gómez González, anunció un nuevo peritaje sobre la supuesta incineración de los estudiantes.

Pocas horas después de conocerse un informe que cuestiona la versión oficial sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, el gobierno de México anunció la realización de un nuevo peritaje para determinar qué ocurrió con las víctimas.

La procuradora general de la República (fiscal), Arely Gómez González, aseguró este domingo en conferencia de prensa que se pedirá que se extienda el plazo del mandato del grupo de expertos que elaboró el "Informe Ayotzinapa. Investigación y primeras conclusiones de las desapariciones y homicidios de los normalistas de Ayotzinapa".

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) comenzó sus labores en marzo y finalizó a comienzos de septiembre, pero los investigadores solicitaron seis meses más para continuar la pesquisa.

Los miembros del GIEI, designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a petición del gobierno mexicano para analizar el caso, dijeron más temprano que no hay evidencias científicas que confirmen la versión de las autoridades sobre el destino de los estudiantes.

Lea: Informe del GIEI rechaza versión oficial de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa

La administración del presidente Enrique Peña Nieto había calificado en enero de "verdad histórica" que los normalistas habían sido asesinados y sus cuerpos incinerados en un basurero del municipio de Cocula, estado de Guerrero.

"Hastas las últimas consecuencias"

En una conferencia de 10' de duración en la que los periodistas no pudieron realizar preguntas, Gómez González aseguró: "las instituciones federales son sensibles y estamos actuando decididamente ante estos lamentables hechos; las investigaciones continuarán hasta sus últimas consecuencias".

El nuevo peritaje sobre la ahora cuestionada incineración, anunció, estará "a cargo de un cuerpo colegiado de peritos forenses del más alto prestigio".

La funcionaria hizo hincapié en su alocución que por la investigación judicial del gobierno se han detenido a 110 personas y que "respecto a la autoría de los hechos, la CIDH fortalece la línea de investigación sobre la participación de delincuencia organizada".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption LosLos padres de los estudiantes que pretenden que el GIEI permanezca en el país trabajando hasta que se resuelva el caso y pidieron una reunión con Peña Nieto.

"Estamos actuando decididamente ante estos lamentables hechos y las investigaciones continuarán hasta sus últimas consecuencias", añadió.

Por su parte, el presidente Peña Nieto usó su cuenta en Twitter para responder al informe de los expertos.

"He dado indicaciones para que las investigaciones de los trágicos sucesos de Iguala tomen en cuenta los elementos aportados por el GIEI", escribió.

Y aseguró que dio órdenes a las dependencias del gobierno para que "analicen cada una de las recomendaciones" de los investigadores de la CIDH.

Lea: GIEI: si no se acatan recomendaciones, "se pierde la oportunidad de hacer justicia"

Los padres de los estudiantes aseguraron en conferencia de prensa que pretenden que el GIEI permanezca en el país trabajando hasta que se resuelva el caso y pidieron una reunión con Peña Nieto.

También exigieron al gobierno que entregue a los normalistas desaparecidos el 26 de septiembre del año pasado.

"Esto fue un crimen de Estado y el Estado tiene que pagar por sus acciones y sus mentiras", aseguró uno de ellos.

"Bochornosa falta de acción"

En tanto, la organización de derechos humanos Amnistía Internacional (AI) aseguró que "el nuevo informe (...) dejó al descubierto la absoluta incompetencia y falta de voluntad del gobierno para encontrar y castigar a los responsables".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El GIEI comenzó sus labores en marzo y finalizó a comienzos de septiembre, pero los investigadores solicitaron seis meses más para continuar la pesquisa.

"El gobierno mexicano debe dejar de poner excusas ante su bochornosa falta de acción", señaló Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI.

Human Rights Watch, por su parte, señaló: "A pesar de que el mundo tenía los ojos puestos en México y de los enormes recursos asignados, las autoridades demostraron ser incapaces o no estar dispuestas a llevar a cabo una investigación seria".

"Sin este informe, la magnitud de las fallas en la investigación probablemente nunca hubieran salido a la luz, y el caso de los 43 estudiantes se habría cerrado", indicó el director para las Américas de la organización, José Miguel Vivanco.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.