Escucha el inesperado y misterioso zumbido nocturno de las jirafas

Jirafas Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Los investigadores grabaron cerca de 1.000 horas en tres zoológicos de Europa.

Los perros ladran, los leones rugen, las ranas croan, los pollitos pían... ¿Y las jirafas?

La razón por la que muy probablemente estos animales de cuello largo y delgado no figuran en los libros infantiles que describen los sonidos de los animales es que, hasta ahora, se pensaba que más allá de unos ronquidos, las jirafas no producían sonido alguno.

Lea: Así son el nacimiento y los primeros pasos de una jirafa

Unos creían que debido a la longitud del cuello, les resultaba muy difícil generar una corriente de aire que ascendiera lo suficiente como para producir vocalizaciones.

Otra teoría apuntaba a que las jirafas sí producían sonidos, pero en una frecuencia demasiado baja para ser escuchada por el oído humano, como ocurre por ejemplo con los elefantes.

Sin embargo ahora, un equipo de investigadores descubrió que sí producen sonidos y a una frecuencia audible para los humanos.

Zumbido nocturno

Después de escuchar cerca de 1.000 horas de sonidos grabados en tres zoológicos europeos, Angela Stoger, de la Universidad de Viena, Austria, encontró que las jirafas producían un extraño zumbido durante la noche.

Lea: Las jirafas macho se pelean, las hembras se hacen amigas

El análisis de las grabaciones descartó cualquier tipo de comunicación infrasónica.

Media playback is unsupported on your device

No obstante, el zumbido es muy sutil y sólo se escucha de noche.

"Me quedé fascinada porque estas señales son un sonido muy interesante y tienen una estructura acústica compleja", señaló Stoger.

La duración del zumbido -de una frecuencia de 92Hz- varía, así como la combinación de las notas.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption Las jirafas tienen un sistema social estructurado.

Aunque por qué zumban, o en qué situaciones lo hacen, es algo que el equipo liderado por Stoger aún no ha descubierto, ya que no lograron observar a las jirafas en el acto.

En otras especies con estructuras sociales similares, las vocalizaciones suelen utilizarse para comunicar información como la edad, el género, el estado de excitación sexual, la dominancia o el estado reproductivo, explica la investigadora.

Y según Meredith Bashaw, investigadora del Franklin & Marshall College en Pennsylvania, Estados Unidos –quien no participó en el estudio– el sonido podría ser producido de forma pasiva, como los ronquidos, o producido durante una estado de ensueño, como cuando los humanos hablan dormidos o los sonidos que hacen los perros cuando duermen.

Contenido relacionado