El pistolero que mató a 9 en un campus universitario de Oregón se suicidó, dice policía de EE.UU.

Chris Harper-Mercer Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Agentes de policía identificaron a Chris Harper-Mercer, de 26 años, como responsable de la matanza en el Colegio Universitario de Umpqua.

Al principio la policía no quiso hacer pública su identidad, pero los detalles sobre el pistolero detrás de la última masacre que conmocionó a Estados Unidos no han dejado de salir a la luz.

La última información se ha hecho pública este sábado. De acuerdo a las autoridades policiales, fue Chris-Harper Mercer, un joven de 26 años, quien el pasado jueves mató a 9 personas en un campus universitario en el estado de Oregón.

Ya antes lo habían señalado como principal sospechoso.

Y poco después de hacerlo se suicidó. Así lo hizo saber el jefe policial del condado de Douglas, John Hanlin.

"El médico forense ha determinado que la causa de la muerte del pistolero fue el suicidio", informó a los reporteros.

Además, remarcó que gracias a la rápida intervención de sus hombres evitó que las consecuencias fueran peores.

E informó que después de la masacre en contraron 14 armas en casa de Harper-Mercer.

El padre del jóven, Ian Mercer, dijo no tener ni idea de cómo su hijo había llegado a tener tal arsenal.

Detalles a cuentagotas

La policía local no lo quiso nombrar oficialmente.

"No le voy a dar el crédito que probablemente buscaba antes de este acto horrible y cobarde", dijo el jefe policial del condado de Douglas, John Hanlin.

Lea: Al menos 10 muertos en tiroteo en centro universitario de Oregón

Sin embargo, agentes ya habían revelado que el principal sospechoso se llamaba Chris Harper-Mercer y tenía 26 años.

También murió el jueves en el Colegio Universitario de Umpqua, luego de un intercambio de disparos con la policía.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La masacre de Oregón es la última de este tipo en conmocionar a Estados Unidos.

Las autoridades no han terminado de identificar sus motivos y buscan pistas entre su actividad en internet y comentarios en las redes sociales, donde aparentemente había advertido sobre sus planes.

Y la imagen que emerge de estos registros es la de un joven solitario, fascinado por las armas y con una fuerte aprehensión por "la religión organizada".

De hecho, según el padre de uno de los sobrevivientes, luego de entrar armado a uno de los edificios del campus, el pistolero alineó a sus víctimas y les preguntó si eran cristianos.

"Si decían que sí, les disparaba en la cabeza. Si decían que no, o no contestaban, les disparaba en las piernas", dijo, basado en el testimonio de su hija.

Lea: Sobrecogedores relatos de testigos del tiroteo en campus universitario de Oregón

Nacido en Inglaterra

Según los medios estadounidenses, Harper-Mercer nació en Inglaterra pero se mudó a Estados Unidos a temprana edad junto a sus padres, quienes se divorciaron en 2006.

Desde hace un par de años vivía con su madre en un apartamento situado a pocos minutos del campus de Umpqua, en Winchester, Oregon, a donde habían llegado provenientes de Torrance, California.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Al menos diez personas, incluyendo Harper-Mercer, murieron en el incidente. Otras siete resultaron heridas.

Según reportes de The New York Times, sus vecinos en esa ciudad lo describen como un joven retraído que siempre se vestía de la misma forma: con botas y pantalones militares y una camiseta blanca.

Según esos mismos reportes, Harper-Mercer era muy cercano a su madre, a quien sus vecinos describen como extremadamente protectora.

Y un periódico de Torrance, The Daily Breeze, dijo que sus registros indican que el joven acudió a una escuela local para adolescentes con problemas de comportamiento y necesidades especiales.

En su perfil para el sitio de citas por internet Spiritual Passions ("Pasiones Espirituales"), el joven se describe a sí mismo como un universitario introvertido de 26 años de edad, raza mixta, políticamente conservador y Republicano, que vive con sus padres.

Es en ese perfil –en el que incluye "matar zombis" entre sus pasatiempos– donde también figura como miembro de un grupo adverso a la religión organizada.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption La atracción de Harper-Mercer por las armas y los pistoleros del IRA está registrada en su página de My Space.

Mientras que su página de My Space incluye fotografías en las que aparece sosteniendo un rifle, así como varias fotografías y comentarios que sugieren cierta fascinación por los pistoleros del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

Macabra fascinación

Todavía más interesante para las autoridades, sin embargo, parece una cuenta asociada a su correo electrónico empleada para subir a internet el documental de la BBC "Sobreviviendo a Sandy Hook", que cuenta la historia de la matanza en una escuela de Connecticut ocurrida hace tres años.

Lea también: Todo sobre la masacre de Sandy Hook

Y la cadena estadounidense CBS también reporta un blog con múltiples referencias a incidentes similares y una declarada fascinación por sus protagonistas, entre ellos Vester Flanagan, quien mató a una reportera de TV y su camarógrafo durante una transmisión en vivo en agosto pasado.

"He notado que mucha gente como él está sola y nadie la conoce, pero cuando derraman un poco de sangre todo el mundo se da cuenta de quiénes son", se lee en el blog. "Parece que entre más gente matas, más famoso te vuelves".

Sólo este año se han producido más de 290 incidentes de asesinatos colectivos –con más de una víctima– en EE.UU.

Y la matanza del jueves, que se produjo en una zona rural de Oregón, llevó al presidente Barack Obama a afirmar que el país se había vuelto insensible a este tipo de acontecimientos.

Por lo pronto, el padre de Harper-Mercer, Ian, se declaró tan conmocionado y sorprendido como el resto del mundo por la acción atribuida a su hijo.

Y según reportes de sus vecinos en Winchester, el jueves su madre también estaba visiblemente alterada, "llorando a mares".

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Harper-Mercer parecía fascinado por otras masacres similares.

Entre los testimonios de esos vecinos se ha destacado el de la mujer que vive en el piso de abajo, quien describió a Harper-Mercer como un tipo poco amistoso e incluso agresivo.

"Nos gritaba a mí y a mi esposo. No quería tener nada que ver con nadie", le dijo a The New York Times.

Pero otro habitante del edificio le dijo al mismo periódico que Haper-Mercer era "un buen chico" que con él siempre había sido amable.

Y su comportamiento también fue defendido por su hermana adoptiva, Carmen Nesnick.

"Él siempre ponía a la otra gente por delante de él mismo, quería que todo el mundo fuera feliz", le dijo Nesnick a la televisión estadounidense.

Contenido relacionado