Cómo ve Al Asad la crisis en Siria y el apoyo de Rusia

Basar al Asad Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption "Debe triunfar. De otro modo toda la región, no solo uno o dos países, serán destruidos", dijo en una entrevista con el canal público iraní.

La coalición de Siria con Rusia, Irán e Irak debe tener éxito o de lo contrario la región quedará "destruida", advirtió el presidente de Siria, Bashar al Asad, en una inusual entrevista concecida este domingo a la televisión pública iraní en la que habló públicamente por primera vez tras los bombardeos de Rusia en territorio sirio.

"Debe triunfar. De otro modo toda la región, no solo uno o dos países, serán destruidos", señaló el mandatario sirio.

"Tengo total confianza en que así será", dijo, y reafirmó que confía en que sus aliados acabarán con el "terrorismo" en su país.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El mandatario sirio cree que la coalición liderada por EE.UU. contra el EI ha sido contraproducente.

Asad criticó la coalición liderada por Estados Unidos e indicó que sus ataques aéreos en Siria e Irak han sido contraproducentes, alegando que no han hecho más que extender el terrorismo.

Lea también: ¿Por qué la solución a la guerra en Siria pasa por Rusia?

"Primero porque el ladrón no puede ser el policía que protege de ladrones. Tampoco, el Estado que apoya el terrorismo puede luchar contra él", afirmó Al Asad.

"Esta es la verdad de la coalición que vemos", agregó el mandatario sirio en referencia a la coalición de 60 países liderada por Estados Unidos, sobre la que que lamentó que después de un año "no vimos resultado alguno".

"Por el contrario, lo que hemos visto ha sido contraproducente. El terrorismo se ha expandido geográficamente y el número de voluntarios y reclutas que llegan a esas organizaciones terroristas ha aumentado", agregó.

El objetivo de los bombardeos

Rusia anunció el pasado 30 de septiembre el inicio de los bombardeos en Siria contra el Estado Islámico (EI), pero la oposición siria denunció que los ataques fueron contra civiles y facciones moderadas que combaten a Al Asad.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Manifestantes turcos protestan por la intervención de Rusia en el conflicto sirio.

El Kremlin indicó que el principal objetivo es "luchar contra el terrorismo" y "apoyar a las autoridades legítimas" en su lucha contra el extremismo, desmarcándose así de la posición de Estados Unidos, que se opone a que Al Asad siga en el poder.

Lea también: ¿Cambio decisivo? Rusia empieza bombardeos "contra Estado Islámico en Siria"

Grupos moderados opositores, como la Defensa Civil Siria, denunciaron que en los bombardeos murieron civiles, incluidos niños.

Lucha contra el terrorismo

El gobernante sirio señaló que "respecto a la lucha contra el terrorismo, desde el principio estaba claro para nosotros que hubo manos extranjeras detrás de ella, y que tenía el objetivo de crear el caos y un entorno terrorista para desestabilizar Siria".

"Desde el principio decidimos luchar contra el terrorismo, y hoy estamos más comprometidos con este principio", dijo Al Asad que agradeció la ayuda que han ofrecido "amigos" como Irán y Rusia.

Lea también: EE.UU. comienza a entrenar rebeldes en Siria para enfrentar a EI

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Rusia inició los bombardeos en territorio sirio el 30 de septiembre alegando sumarse a la lucha contra el Estado Islámico (EI) aunque grupos denunciaron el ataque a zonas de la oposición moderada.

Rusia y EE.UU. estuvieron de acuerdo la semana pasada en la Asamblea de la ONU en que es necesario alcanzar una solución política para resolver el conflicto sirio.

No obstante, para el gobierno de Barack Obama pasa por la retirada del poder de Al Asad, algo que el Ejecutivo ruso no aprueba.

"La discusión sobre el sistema político o los funcionarios en Siria es un asunto interno de Siria", subrayó Asad.

Escenario complejo

Las protestas contra el gobierno de Asad que se iniciaron hace cuatro años derivaron en una guerra civil que se encuentra en un callejón sin salida.

Sobre el terreno combaten fuerzas leales al gobierno de Asad, el autodenominado Estado Islámico (EI) –que se ha hecho con una franja del territorio entre Siria e Irak- , rebeldes sirios y combatientes kurdos.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Putin y Obama están de acuerdo en que es necesaria una solució política pero difieren sobre el destino de Al Asad.

Irán, Rusia y el movimiento libanés Hezbolá están apuntalando el gobierno del alauita Asad, mientras que Turquía, Arabia Saudita y Qatar apoyaron a la oposición moderada liderada por los sunitas, junto con EE.UU., Reino Unido y Francia.

Lea también: El mapa que muestra quién controla qué territorios en Siria

"Irán y Rusia han sufrido distintos tipos de terrorismo", aseguró el mandatario.

"Cuando estos países se unen y luchan contra él y colaboran en áreas de seguridad e información, esta coalición, sin duda alguna, logrará resultados reales en el terreno, particularmente porque también tienen el apoyo internacional de países que no tienen una implicación directa en esta crisis", añadió.

Se cree que Hezbolá e Irán tienen tropas y oficiales sobre el terreno, mientras que la coalición liderada por occidente y Rusia, por otro, están llevando a cabo ataques aéreos, aunque sus objetivos, según Occidente no son los mismos.

Contenido relacionado