Fiscalía de Colombia pide investigar al expresidente Uribe por masacre de 1997

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La Corte Suprema de Colombia podría investigar la responsabilidad de Uribe en una masacre paramilitar en 1997.

La Fiscalía de Colombia le pidió a la Corte Suprema que examine si hay elementos para abrir una investigación sobre la participación del expresidente Álvaro Uribe en una masacre que cobró la vida de 15 campesinos en 1997.

Uribe era gobernador de la provincia de Antioquia cuando se produjo el crimen en la comunidad rural de El Aro, el 22 de octubre de ese año.

Según testimonios de los sobrevivientes, varios paramilitares quemaron casas, violaron a las mujeres y mataron a los campesinos en un ataque que duró dos días.

Además relataron que mientras pasaba, un helicóptero gubernamental sobrevolaba el lugar.

Derechos de autor de la imagen ap
Image caption El senador Uribe ha rechazado todas las acusaciones que lo involucran con actividades criminales de los paramilitares.

El ahora senador colombiano reaccionó en su cuenta de Twitter y calificó la decisión de la fiscalía de maniobra electoral.

"Como que se buscaron ahora a uno de los peores criminales, extraditado por mi gobierno, en calidad de testigo electoral en mi contra! Estoy acostumbrado a infamias y especialmente en épocas electorales", escribió.

El próximo 25 de octubre se celebrarán elecciones regionales. Los colombianos decidirán en las urnas los gobernadores de 32 departamentos, entre otros cargos.

Testimonios de paramilitares

El caso se ha reabierto por las declaraciones del excomandante paramilitar Diego Fernando Murillo Bejarano, alias Don Berna, extraditado a Estados Unidos.

Murillo Bejarano señaló que el entonces gobernador de Antioquia tuvo conocimiento directo de los hechos.

Previamente, otro paramilitar, Francisco Villalba Hernández, condenado por esta masacre a 33 años de cárcel, había señalado a Uribe como responsable.

Pero más tarde Villalba se retractó de esta versión. El hombre salió en libertad condicional por problemas médicos en 2009 y fue asesinado poco después en su casa cerca de Medellín.

Derechos de autor de la imagen ap
Image caption El testimonio del paramilitar "Don Berna" (a la derecha, con camisa clara) es clave en la incriminación contra Uribe

Esta no es la primera decisión judicial para revivir las acusaciones contra Uribe por la masacre de El Aro.

En febrero, el Tribunal de Justicia Transicional en Medellín pidió que se investigara a Uribe debido a la presencia de un helicóptero de la Gobernación en el lugar de los hechos.

La decisión de la Fiscalía de reabrir la investigación sobre la masacre de El Aro no implica que la Corte Suprema admita el caso automáticamente.

"La Corte Suprema evaluará si tiene mérito, hará un examen de los documentos y tomará una decisión", señaló el profesor colombiano Ramiro Bejarano, experto en Derecho Procesal.

"Creo que la Corte debe examinar el testimonio que lo incrimina pero es muy prematuro opinar si decidirá tomar el caso o no".