Una operación conjunta de EE.UU. e Irak frustra una ejecución masiva de EI

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El militar falleció durante una operación conjunta que realizaron el martes tropas estadounidenses e iraquís cerca de la localidad de Hawija.

Fuerzas estadounidenses e iraquíes rescataron a decenas de prisioneros del autodenominado grupo Estado Islámico (EI) en Irak, luego de obtener información sobre su "inminente ejecución", informó el Pentágono.

En la operación murió un militar estadounidense - el primero desde que Estados Unidos comenzó sus operaciones aéreas contra EI el año pasado- y varios iraquíes resultaron heridos.

La incursión militar tuvo lugar a primera hora de este jueves cerca de la localidad de Hawija, a unos 60 kilómetros suroeste de la ciudad de Kirkuk.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Las fuerzas kurdas están luchando para retomar varias ciudades en la provincia de Kirkuk, tomada por EI hace unas semanas.

Lea también: Peshmerga: el grupo kurdo entrenado por la CIA que enfrenta a Estado Islámico

Fuerzas de operaciones especiales kurdas y de Estados Unidos liberaron aproximadamente 70 kurdos que habían sido apresados por EI y también fueron capturados varios militantes del grupo yihadista que ha tomado el control de una franja de territorio entre Irak y Siria.

Ejecución "inminente"

"La operación fue planeada y se puso en marcha después de recibir información de que los rehenes se enfrentaban a una ejecución masiva inminente", explicó el secretario de prensa del Pentágono Peter Cook.

El gobierno regional kurdo pidió ayuda a las fuerzas estadounidenses, que pusieron a disposición para la operación un helicóptero y acompañaron a las fuerzas kurdas peshmerga al recinto donde estaban los prisioneros, entre los que había 20 miembros de las Fuerzas de Seguridad iraquíes.

Lea también: Irak: fuerzas kurdas atacan Estado Islámico para proteger Kirkuk

Cinco miembros de Estado Islámico fueron arrestados por los iraquíes y varios murieron en el transcurso de la operación en la que también obtuvieron "importante" información de inteligencia sobre el grupo yihadista.

Estados Unidos explicó que autorizó la operación dentro su misión para "entrenar, asesorar y ayudar" a las fuerzas iraquíes en su lucha contra Estado Islámico.

Las fuerzas kurdas están luchando para retomar varias ciudades en la provincia de Kirkuk, tomada por EI hace unas semanas.

Militar abatido

Durante la operación de rescate un militar estadounidense resultó herido en el fuego cruzado entre los peshemerga y militantes de Estado Islámico, y murió posteriormente tras recibir atención médica a causa de las heridas.

El Pentágono expresó sus condolencias a su familia y a sus compañeros y subrayó el compromiso de la coalición en apoyo a Irak contra Estados Islámico hasta que recupere el "control total".

"Lamentamos profundamente la pérdida de uno de los nuestros, que murió mientras daba apoyo a sus camaradas iraquíes participan en una pelea difícil", dijo el general Lloyd Austin, quien encabeza el Comando Central del Ejército de Estados Unidos, a cargo de las operaciones militares en esa región.

La muerte del militar es la primera de un soldado estadounidense desde que Estados Unidos comenzó los ataques aéreos sobre posiciones de EI en Irak y Siria hace un año bajo una coalición internacional en la que participan 60 países.

Contenido relacionado