¿Por qué estamos tan obsesionados con "vernos bien"?

Una mujer bella Derechos de autor de la imagen Thinkstock

"Primero muerta antes que sencilla", como nos dice en nuestra charla interactiva en Facebook Lissett Valle, es una frase que parece aplicar "a la mayor parte de la población" en América Latina.

Lo debatimos en el HayFestivalMéxico@BBCMundo.

Más estadísticamente, una encuesta de la empresa Groupon de 2015 reveló que 46% de las mexicanas y 35% de las colombianas se interesan mucho por su aspecto físico (en el caso de los hombres, es el 40% y el 46% respectivamente).

Otra encuesta, esta vez de Gallup en Brasil, citada por una nota del diario colombiano El Tiempo en 2003 señalaba que para el 61% de las personas en ese país, el factor más importante para el éxito social era verse bien físicamente.

6% de las mujeres y 40% de los hombres mexicanos contestaron que les interesa MUCHO su aspecto físico, seguido por 35% de colombianas y 46% de colombianos. Ok, los hombres colombianos sí se echan ganitas.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las representantes de América Latina han ganado 63 coronas en los cuatro certámenes de belleza más famosos, en más de medio siglo de concursos.

Si de éxito se trata, Latinoamérica tiene fama por destacarse en los concursos de belleza: en poco más de medio siglo de existencia, representantes de la región han recogido 63 coronas en los certámenes de Miss Universo, Miss Mundo, Miss Internacional y Miss Tierra.

Pero son otros datos los que apuntan a que entre los latinoamericanos le dan una destacada importancia a su imagen corporal:

  • Aunque la información precisa es muy difícil de recopilar, la región tiende a aparecer en una posición destacada en un ránking de los que unos y otros sacan interpretaciones diversas: los países con mayor número de cirugías plásticas del mundo.

De acuerdo con un informe publicado en 2013 por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS) -con datos de 2011-, dos países de la región figuraban entre las cinco naciones con más cirugías: Brasil -en el segundo lugar- y México, en el quinto.

Colombia, Canadá, Venezuela y Argentina aparecían entre los 25 primeros.

"La mujer latinoamericana se preocupa mucho más por la estética, por la imagen corporal, que en Europa. De hecho, ves que en los concursos de belleza son las latinas las que dominan", nos decía en aquel entonces Betty Párraga de Zoghbi, portavoz del ISAPS en Venezuela.

De acuerdo con la especialista, el fenómeno depende cada vez menos del "estrato social", es decir, personas con muchos o pocos recursos recurrren al bisturí por una razón un otra.

  • Mientras tanto, la industria del cuidado personal parece gozar de buena salud. Por ejemplo, en México, se estima que el gasto en el sector representa el 1,23% del PIB del país, según datos dados a conocer en 2013 por Cámara y Asociación de la Industria del Cuidado Personal y del Hogar.
Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption ¿Estamos enamorados del espejo?

Y de acuerdo con una estimación de la consultora Euromonitor, el mercado de la belleza valdrá US$111811 millones en 2018.

Es el tema que estamos debatimos este viernes Facebook y Twitter en el HayFestivalMéxico@BBCMundo.

Estos son algunos de los comentarios más destacados.

Frente al espejo

Aunque muchos de ustedes dijeron no pasar mucho tiempo frente al espejo ("yo un minuto", dijo Jonathan Guerra Blanco), otros tantos, como Regina Ponzanelli, manifestaron "que no tiene nada de malo quererse y verse bien".

Un paso más allá, Erick Torres dio a entender que no escatimaba cuando se trataba de su apariencia física, algo que hacía porque quería mejorar.

"En mi caso comenzó con una ortodoncia, luego planeo ponerme una prótesis en el mentón para mejorar mi perfil", escribió.

"Pero no me engaño, esto lo hago para sentirme mejor, para ser visto por las demás personas de manera diferente".

¿Por qué esto es tan importante?, le preguntamos a Erick

"Porque soy yo, es mi cuerpo, es mi vida, la única que tengo y debo hacer todo lo posible para alcanzar lo que quiero de la forma más razonable", nos contestó.

Dos argumentos, muchas explicaciones

Esto es algo con lo que algunos de ustedes se sintieron identificados. MIentras que otros lo criticaron abiertamente.

"Mucha gente es hipócrita o infeliz y se enmascara con maquillaje y vivir para el afuera (...). ¡¡¡Hay que ser fiel a uno mismo!!!", decía Sheila Schwartz.

"Esa obsesión de la gente querer verse mejor, refleja claramente los vacios que las personas tienen en el corazón. Si nos obsesionamos por hacer buenas obras para que Dios se fige en nosotros,que maravilla sería este mundo", escribía Luis Eduardo Jaramillo.

"La mujer que se arregla demasiado pierde su esencia, como todas las misses, bellezas latinas, etc. Mi opinión, lo natural es incomparable", afirmaba Luis Enrique Hernández.

¿Y a qué atribuían el fenómeno? Algunos a una especie de complejo de inferioridad, resultado de la mezcla de razas.

"Por lo menos en mi país (Perú), la mayoría no quiere ser cholo, o si lo son, no lo aceptan. Todos pretenden ser algo así como una especie de blanquitos de segunda o algo así", contaba Hugo Ramos Cárdenas.

Mientras tanto, otro grupo de lectores hablaba de la presión social y de la importancia de "tener éxito".

"En todas las sociedades de aquí, de allá, en todas las épocas ha sido la belleza, el verse bien y mejor lo que mas lleva al triunfo", escribía Alexander Villar.

Leo Sotomayor iba un paso más allá: "En el mundo laboral, si no tienes palanca, tienes que tener belleza. La belleza está ligada al 'éxito'", opinaba. Mientras que Orlando Montes apuntaba a una cuestión de nuestra era: "la apariencia es el motor que mueve a una sociedad del consumo condicionada por los medios de comunicación", señalaba.

Cuestión de balance

En suma, ¿hay que apuntar con el dedo a América Latina por su "obsesión por la belleza"?

Algunos de ustedes recogieron el espíritu del balance.

"Tampoco se trata de satanizar la apariencia, pero tampoco eso lo es todo en la vida... equilibrio, ¡los extremos no llevan siempre a los excesos!", señalaba Karina Domínguez.

"Es aceptable que tanto el hombre y lamujer quieran verse bien, porque tú reflejas lo q eres. Es decir, una persona obesa desaliñada tienden por lo general tener baja autoestima y por lo tanto eso acarrea problemas tanto en su rendimiento cotidiano. Todo debe estar en equilibrio, no ser extremistas. Es mi parecer", decía Yuyimar Gutierrez.

Gracias a todos los que participaron en nuestros debates interactivos durante el HayFestivalMéxico@BBCMundo.

Estaremos cubriendo los eventos del Hay Festival que se celebra en Ciudad de México entre el 23 y el 25 de octubre. ¡No te lo pierdas!