"Encuentran" los restos del barco El Faro, hundido durante el huracán Joaquín

El Faro Derechos de autor de la imagen epa
Image caption El Faro desapareció en aguas del Caribe el 1 de octubre, tras emitir una señal de auxilio.

Investigadores en Estados Unidos creen haber encontrado los restos de un barco de carga que desapareció frente a la costa de Bahamas durante el huracán Joaquín, el mes pasado.

El carguero El Faro, de 241 metros de eslora, desapareció mientras navegaba la ruta entre Jacksonville, Florida y Puerto Rico, con 33 tripulantes a bordo.

El Faro había emitido una señal de auxilio el 1 de octubre, indicando que había perdido potencia y estaba entrándole el agua.

Es el peor desastre de una flota mercante marítima de EE.UU., desde 1983.

Detección por sónar

Derechos de autor de la imagen Reuters NOAA
Image caption El Faro se vio en el ojo del huracán Joaquín cuando navegaba entre Florida y Puerto Rico.

Un buque de la Marina de EE.UU. utilizó un sónar para localizar los restos del barco a una profundidad de 4.572 metros.

La ubicación coincide con la última posición conocida del El Faro.

En la señal de auxilio, el capitán de El Faro reportó una ruptura en el casco y dijo que una escotilla se había abierto violentamente.

También que habían perdido el uso de la principal unidad de propulsión y que los ingenieros no habían podido encenderla de nuevo.

La empresa dueña de El Faro, Tote Inc. de Nueva Jersey, declaró que la pérdida de propulsión probablemente fue la causa de la tragedia.

Lea: La dramática búsqueda de sobrevivientes del buque hundido en Bahamas

Días después de su desaparición, se encontraron escombros flotando en el mar y el cadáver de uno de los tripulantes fue recuperado.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Uno de los flotadores salvavidas recuperados durante la búsqueda inicial de El Faro.

La mayoría de la tripulación era de nacionalidad estadounidense.

La Junta Nacional de Seguridad del Transporte de EE.UU. (NTSB) dijo en un comunicado que enviará un vehículo de control remoto para "explorar y confirmar la identidad de los restos".

Añadió que los restos del naufragio eran "consistentes con los de un barco de carga de 241 metros que, a través de las imágenes de sónar, parece estar en posición erguida y en una sola pieza".

Según la NTSB, de confirmarse que se trata del barco de carga desaparecido, se harán intentos para ubicar y recuperar la grabación de datos de la travesía que es similar a la caja negra de un avión.