Los estados de EE.UU. que rechazan recibir refugiados sirios tras los ataques de París

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption "Cerrarles la puerta en la cara sería una traición a nuestros valores", dijo Obama que pidió no mezlar la crisis de refugiados con el terrorismo.

Los ataques de París tuvieron una inesperada consecuencia en Estados Unidos: más de 20 estados cuestionaron y, en algunos casos, directamente rechazaraon la posibilidad de seguir recibiendo refugiados procedentes de Siria.

Los gobernadores, casi todos republicanos, rechazaron acoger o suspendieron los programas que tenían en marcha para recibir a los 10.000 refugiados sirios que EE.UU. se había comprometido a aceptar en los próximos 12 meses.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La crisis en Siria, que comenzó en 2011, ha causado 4 millones de desplazados.

Su decisión se produjo después de los ataques que se produjeron el viernes en París que han causado 129 muertos y 300 heridos, cuyos autores han sido relacionados con las actividades del autodenominado Estado Islámico (EI) en Siria.

El rechazo fue significativo puesto que se trata de más de la mitad de los 50 estados del país, aunque el departamento de Estado cuestionó la legalidad de esas aciones.

El presidente estadounidense, Barack Obama, instó el mismo lunes a que no se mezcle el terrorismo con la crisis de refugiados.

Pero ante la reticencia de los gobernadores de acoger refugiados, a la que se han sumado algunos legisladores republicanos, el mandatario reiteró este miércoles su condena a lo que consieró una acción de "histeira".

"No estamos haciendo ningúnbien cuando, en respuesta a un ataque terrorista, caemos en el miedo y el pánico", dijo Obama desde Manila, donde participa en la XXIII Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

"No tomamos buenas decisiones si nos basamos en la histeria o en una exageración de los riesgos", agregó.

_____________________________

Los estados que decidieron no aceptar refugiados sirios o que están pidiendo la paralización de los planes para su acogida hasta que haya garantías suficientes de seguridad son:

Alabama Michigan
Arizona Mississippi
Arkansas Nebraska
Florida Nuevo Hampshire
Georgia New Jersey
Idaho New Mexico
Illinois Carolina del Norte
Indiana Carolina del Sur
Iowa Ohio
Kansas Oklahoma
Luisiana Tennessee
Maine Texas
Massachusetts Wisconsin

Proyecto de Ley

La Casa Blanca mantuvo una llamada telefónica de más de una hora con 34 gobernadores el martes por la noche para explicarles cómo se hacen los controles de seguridad a los refugiados sirios.

Según explicaron, el proceso puede llegar a tomar hasta dos años.

Se realizan entrevistas personales y se revisan sus documentos; se contrastan sus testimonios con las agencias de inteligencia y tan sólo el 50% de los solicitantes reciben el visto bueno.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption "Aparentemente tienen miedo de viudas y huérfanos que vienen a Estados Unidos", dijo Obama desde Manila criticando la posición de quienes rechazan la acogida de refugiados sirios.

Legisladores republicanos introdujeron un proyecto de ley para endurecer las medidas de seguridad y los controles a los refugiados que quieran entrar en el país.

El texto pide que que no se permita la entrada de los refugiados hasta que el FBI, el Departamento de Seguridad Nacional y el Director de Inteligencia Nacional certifiquen que no son una amenaza para el país.

Sin embargo, la Casa Blanca considera que el proyecto es "insostenible" y adelantó que el presidente Obama vetaría la ley.

Seguridad ciudadana

Los primeros en anunciar su rechazo a los refugiados sirios fueron los gobernadores de Michigan, Rick Snyder, y Alabama, Robert Bentley, el domingo.

Si bien Alabama no ha acogido a ningún refugiado sirio hasta ahora, el gobernador del estado sureño señaló que "no pondrá a Alabama ni en el más mínimo riesgo posible de un ataque contra nuestro pueblo".

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption "No seré cómplice de una política que pone a los ciudadanos de Alamaba en peligro. Rechazamos a los refugaidos sirios", escribió el gobiernador de Alabama.

En los mismos términos se expresó Snyder al asegurar que "la prioridad de Michigan es proteger la seguridad de nuestros residentes".

Su estado, acogió 200 sirios el pasado año, pero anunció que suspende nuevas acogidas hasta que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) realice "una revisión completa de los procedimientos de seguridad y los antecedentes" de quienes lleguen.

"Debido a las terribles situaciones en París y Beirut. He ordenado que se suspendan todos nuestros esfuerzos de aceptar nuevos refugiados", agregó Snyder haciendo referencia a los 41 muertos y 200 heridos, tras la explosión el jueves de dos bombas suicidas en su capital, Beirut.

El gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, emitió una orden ejecutiva para evitar que su estado acoja a estos desplazados.

Derechos de autor de la imagen Twitter
Image caption “Acabo de firmar una Orden Ejecutiva para indicar a las agencias del estado que tomen los pasos necesarios para detener la reubicación de refugiados sirios en LA”, tuiteó el gobernador de Luisiana.

Jindal escribió además una carta a Obama en la que expresó su preocupación ante la "dispersión no anunciada de refugiados Sirios" en EE.UU. en los últimos meses.

"Es irresponsable y muy desconcertante ubicar individuos, que pueden tener vínculos con Estado Islámico, en un estado sin que el estado lo sepa", agregó.

En los mismos términos se expresó el gobernador de Indiana, Mike Pence, quien afirmó: "A menos que Indiana reciba garantías de que se han puesto en marcha las medidas de seguridad, esta política se mantendrá en pleno vigor y efecto".

Por su parte, el gobernador de Florida, Rick Scott, escribió una carta al presidente de la Cámara de Representantes para evitar la llegada de los 425 refugiados sirios que algunas ONG pidieron que acogiera su estado.

Pese a pertenecer al partido Demócrata, la gobernadora de New Hampshire, Maggie Hassan, dijo que Estados Unidos debería paralizar la entrada de refugiados procedentes de Siria hasta tanto los organismos de seguridad y defensa puedan asegurar que se cuenta con un sistema de verificación fuerte.

No cerrar las puertas

El presidente estadounidense Barack Obama instó el mismo lunes desde Turquía, donde participó en la reunión del G-20, a que no se mezclara el terrorismo con la crisis de refugiados.

"Es muy importante que no cerremos nuestros corazones o las víctimas de esa violencia y de alguna manera empecemos equiparar la cuestión de los refugiados con el tema del terrorismo", dijo.

Ante la crisis migratoria que generó en Europa la llegada masiva de sirios huyendo de la guerra civil, a la que se ha sumado los ataques del EI, EE.UU. anunció en septiembre que ampliaría su cuota anual de admisión de refugiados.

"Cerrarles la puerta en la cara sería una traición a nuestros valores", agregó.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption "Es muy importante que no cerremos nuestros corazones o las víctimas de esa violencia y de alguna manera empecemos equiparar la cuestión de los refugiados con el tema del terrorismo"

Mientras tanto, los gobernadores de Texas, Gregg Abbot, y de Arkansas, Asa Hutchinson, se adherían a al rechazo a admitir refugiados y tras ellos los de Luisiana e Indiana todos con el mismo argumento.

La decisión de suspender la acogida de refugiados desató la indignación de algunas organizaciones que trabajan directamente en su relocalización.

"Es vital tener en mente que aquellos que son refugiados están escapando de la persecución", comentó Michael Mitchell, del Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados, una organización que trabaja en su reacomodo.

Contenido relacionado