Turquía derriba avión de combate ruso cerca de la frontera con Siria. Putin: "Es una puñalada en la espalda"

Media playback is unsupported on your device

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, describió el derribamiento de un avión de combate ruso por la fuerza aérea de Turquía como "una puñalada en la espalda".

Cazas F-16 de Turquía derribaron este martes un avión ruso que, dice Ankara, violó su espacio aéreo.

El incidente ocurrió cerca de la frontera con Siria, donde Rusia realiza bombardeos aéreos contra grupos de oposición armada al gobierno del presidente sirio Bashar al Asad.

Turquía denunció que el avión de combate, un Su-24 ruso, ignoró al menos 10 advertencias emitidas por su fuerza aérea turca, por lo que dos aviones caza lo derribaron.

Por su parte, Moscú aceptó que uno de sus aviones había sido derribado pero negó que algún momento hubiese entrado en el espacio aéreo de Turquía.

En un principio el Kremlin dijo que su nave había sido derribada desde tierra, por fuego antiaéreo, pero luego el propio Putin dijo que había sido por misiles aire-aire desde otro avión.

Putin calificó lo ocurrido de "puñalada en la espalda" por parte de "cómplices de los terroristas". Putin estaba hablando durante una reunión con el rey Abdalá II de Jordania, en la ciudad rusa de Sochi este martes.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo desde Washigton que Turquía está en su derecho de defender su espacio aéreo.

Reunido con su par francés, François Hollande, para tratar sobre cómo combatir al autodenominado Estado Islámico, Obama insistió en que la prioridad ahora es evitar una escalada del conflicto.

Entretanto, el primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, ordenó al Ministerio de Relaciones Exteriores a consultar con OTAN, la ONU y países involucrados de los recientes acontecimientos en la frontera siria.

La alianza de la OTAN, de la que Turquía es miembro, dijo estar siguiendo la situación "de cerca" y que estaba en contacto con las autoridades turcas.

La OTAN estará realizando una "reunión informal" de embajadores, en Bruselas, para analizar el caso.

"Serias consecuencias"

Es la primera vez que un avión ruso es derribado en Siria desde que Moscú lanzó, a finales de septiembre, su campaña de ataques aéreos contra los grupos armados que combaten las fuerzas del gobierno de Asad.

El presidente Putin advirtió que el incidente tendrá "serias consecuencias" en la relación de Moscú con Turquía.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption En lo único en que coinciden turcos y rusos es que el avión cayó en Siria.

Explicó que el avión de combate realizaba una operación contra el autodenominado Estado Islámico en las montañas del norte de Latakia, donde se concentran los extremistas que, en su mayoría originan desde territorio ruso.

"Así que llevaban a cabo una tarea de ataques preventivos contra aquellos que podrían regresar a Rusia a cualquier momento. Estas son personas que deben ser directamente catalogadas como terroristas internacionales", recalcó el mandatario

"De todas formas, nuestros pilotos, los aviones en ningún sentido amenazaron el territorio turco. Eso está muy claro", concluyó

Los pilotos

El avión se estrelló en territorio de Siria a unos 4 kilómetros de la frontera, según Putin.

Un canal de televisión turco mostró imágenes del avión cayendo en las montañas cerca de la frontera.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Los círculos enmarcan los paracaídas de los dos pilotos que lograron abandonar la nave por eyección.

Los dos pilotos lograron salir por eyección de la aeronave en llamas, que luego se estrelló contra la falda de una montaña en Siria.

Imágenes de video muestran dos paracaídas descendiendo en territorio controlado por rebeldes.

Luego se publicaron otras imágenes de lo que parece ser el cadáver de uno de los pilotos rodeado de rebeldes armados.

No se conoce la suerte del segundo piloto.

Rusia envió un helicóptero en misión de rescate y confirmó que fue derribado por los rebeldes.

En esa región, aviones de combate sirios y rusos han estado lanzando ataques contra militantes yihadistas y grupos rebeldes sirios que están apoyados por Occidente.

Rusia han realizado cientos de misiones sobre el norte de Siria desde septiembre.

Moscú insiste en que los objetivos han sido exclusivamente "terroristas", pero activistas aseguran que los ataques han sido mayoritariamente contra grupos rebeldes respaldados por Occidente.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El avión cayó en una región montañosa, cerca de la frontera.

La corresponsal de la BBC en Turquía, Selin Girit, comentó que el derribamiento del avión es un momento significativo en torno a cómo está el gobierno de Ankara involucrado en el conflicto en Siria.

Girit señala que el avión parece haberse estrellado cerca de un campamento de refugiados turcomanos.

Los turcomanos, una etnia cercana a la turca dentro de Siria, han estado huyendo de los ataques aéreos rusos y de la guerra contra las fuerzas del presidente sirio Bashar al Asad.

Turquía ha expresado su preocupación sobre la suerte de los turcomanos y, recientemente, abrió la frontera para permitir la entrada de algunos refugiados de esta etnia, informó la corresponsal.

Peligro latente

Según Jonathan Marcus, corresponsal de asuntos internacionales de la BBC, este incidente es precisamente el tipo de riesgo que se temía cuando Rusia lanzó sus operativos aéreos en Siria.

Los peligros de volar cerca de la frontera turca han quedado en evidencia, señala Marcus.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption La televisión turca trasmitió lo que dijo ser un Sukhoi Su-24 estrellado en territorio sirio.

Aviones turcos ya habían derribado por lo menos un jet de la Fuerza Aérea siria y posiblemente un helicóptero, informa el corresponsal.

Turquía se opone vehementemente al presidente sirio Asad y ha advertido contra las violaciones de su espacio aéreo por aviones rusos y sirios.

El mes pasado Ankara dijo que sus F-16 habían interceptado un jet ruso que cruzó hacia su territorio, y que dos jets turcos habían sido hostigados por un MiG-29 no identificado.

Pero esta es la primera vez que un avión de combate ruso es derribado.

El mes pasado, aviones turcos derribaron un dron de supuesta fabricación rusa que también había violado el espacio aéreo de ese país.