Hallan en Argentina al nieto 119 de las Abuelas de Plaza de Mayo

Abuelas de Plaza de Mayo Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Durante años, las Abuelas de Plaza de Mayo han estado tratando de localizar a los niños separados a la fuerza de sus padres durante el régimen militar de los años 1970. Lo han logrado con 119.

La organización de derechos humanos argentina de Abuelas de Plaza de Mayo confirmó el hallazgo de su "nieto 119", un joven que fue robado a su madre durante el régimen militar de los años 70, mientras ella estaba en cautiverio.

Se trata de uno de los pocos casos de bebés robados por la Junta cuya madre sigue con vida. Según le dijo a BBC Mundo esta organización, este martes se reencontrará con ella.

El joven, que ha sido identificado por los medios argentinos como Mario Bravo, es hijo de una activista de Tucumán.

Como muchos otros, acudió a la organización cuando tenía dudas sobre su identidad y en 2007 entregó una muestra de sangre para compararla en el banco de datos genéticos donde se registra la información de activistas víctimas de la Junta Militar argentina, que gobernó entre 1976 y 1983.

"He conversado en estos días con mi madre, que está rememorando momentos muy duros y me cuenta que recuperó la libertad después de dos años de cautiverio, pero siempre amenazada para que mantenga silencio sobre lo ocurrido", dijo a la radio FM Renacer.

"Yo ya venía hablando con Abuelas y en febrero me hacen una entrevista, y van surgiendo los datos, se hacen muchas pruebas y contrapruebas, y me llamaron hace una semana de la oficina de Derechos Humanos para citarme a mantener una charla. Allí me piden autorización para comunicarlo", expresó.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las Abuelas estiman que todavía hay cientos de jóvenes que desconocen su verdadera identidad.

Como recordó el corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Ignacio de los Reyes, es poco frecuente que estos nietos recuperados puedan reencontrarse con sus padres biológicos al descubrir su verdadera identidad, ya que la mayoría de los progenitores fueron asesinados o "desaparecidos" por el Estado argentino.

Las Abuelas de Plaza de Mayo estiman que todavía hay cientos de jóvenes que desconocen su verdadera identidad.

Contenido relacionado