El analgésico británico que Australia retiró del mercado por publicidad engañosa

Nurofen Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La compañía comercializaba cuatro productos indicando que trataban dolores diferentes, pero contenían el mismo ingrediente activo: ibuprofeno lysine de 342 miligramos.

Un tribunal australiano ha decidido retirar un conocido analgésico del mercado, Nurofen, alegando que su fabricante, la farmacéutica británica Reckitt Benckiser, realizó publicidad engañosa.

Según la corte federal, que dio la razón a la Comisión Australiana de Competición y Consumo (ACCC) -la cual denunció a la compañía en marzo-, la marca empaquetaba sus productos informando que aliviaban dolores específicos, pero en realidad eran productos idénticos.

"Cada producto estaba formulado para tratar de forma exclusiva o específica un tipo de dolor particular, pero cada uno de ellos contenía el mismo ingrediente activo: ibuprofeno lisina de 342 miligramos", explicó el organismo de control.

4 productos, un medicamento

Concretamente, los productos afectados por el fallo son "Nurofren Dolor de Espalda", "Nurofren Dolor de Migrañas", "Nurofren Menstruación" y "Nurofren Cefalea Tensional" (el tipo más común de dolor de cabeza).

Derechos de autor de la imagen thinkstock
Image caption El producto para el tratamiento del dolor de cabeza era exactamente el mismo que el que se especificaba para curar el dolor de espalda, de menstruación o de migrañas.

Según la resolución judicial, ninguno de estos productos es "más efectivo en el tratamiento del tipo de dolor descrito en su embalaje que cualquier otro de los demás productos para dolores específicos".

"Sabemos desde hace años que todos esos productos son el mismo", le contó a la agencia de noticias Reuters un farmacéutico de la cadena Priceline Pharmacy en Sídney, donde se vende Nurofen.

"Hemos estado aconsejando a nuestros clientes que compren el analgésico general, que es más barato", agregó.

Además, según la investigación judicial, los productos de esta marca se vendían a casi el doble del precio establecido para este medicamento.

"El precio de esos productos es significativamente superior al de otros analgésicos que también sirven para aliviar el dolor general", dijo la ACCC en un comunicado.

Fuentes de la farmacéutica británica Reckitt Benckiser aseguraron que el caso era específico de Australia y que no se aplica a otros países en los que distribuyen sus productos.

"Intención de ayudar"

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El analgésico se comercializa en 41 países a día de hoy.

La compañía dijo que "cumplirá totalmente" la orden judicial y aclaró que "no buscaba confundir a los consumidores".

"La gama de productos Nurofen para dolores específicos fue lanzada con la intención de ayudar a los consumidores a navegar entre las opciones de alivio del dolor, particularmente en los supermercados, donde no hay profesional médico para ayudar en la toma de decisiones", expresó en un comunicado la responsable de marketing de la compañía en Sídney, Monste Pena.

El tribunal ha dado tres meses de plazo a la empresa británica para que retire Nurofen del país.

Según la sentencia, la compañía tendrá que publicar avisos en la prensa y en su página web, y pagar los costos judiciales de la ACCC.

Reckitt Benckiser vende productos de salud, de higiene y de consumo doméstico en casi 200 países de todo el mundo.

Nurofren se comercializa en 41 países y, según la página web de la compañía, el producto era "marca líder" en Australia, junto con Nueva Zelanda y Reino Unido.

La fecha para la audiencia judicial será anunciada próximamente.