Corte Internacional de Justicia resuelve en favor de Costa Rica disputa de fronteras con Nicaragua

Jueces dela Corte Internacional de Justicia de La Haya Derechos de autor de la imagen epa
Image caption La resolución de la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, es inapelable.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda, resolvió este miércoles en favor de Costa Rica una disputa territorial de este país con su vecino Nicaragua.

Con esta decisión se reconoce la soberanía costarricense sobre el extremo este de la frontera de ambos países, en la costa del Caribe, conocido como Isla Portillo o Isla Calero.

La región fue ocupada militarmente por Nicaragua en 2010. A partir de esa fecha cambió el nombre a la zona como Harbour Head Lagoon.

El territorio deberá ser devuelto de inmediato a Costa Rica.

La historia

El caso se presentó ante la CIJ en 2010, luego de que el gobierno de Managua construyó en la zona un canal para desviar aguas del río San Juan hacia la laguna Los Portillos, frente al mar Caribe.

Costa Rica señaló que la operación pretendía acortar su territorio, además que habría causado daños ecológicos en los humedales de la zona.

Derechos de autor de la imagen epa
Image caption Los representantes de Costa Rica, Edgar Ugalde Álvarez, y de Nicaragua, Carlos José Argüello Gomez coincidieron en la sala de la Corte.

Nicaragua, en cambio, aseguró que sólo había recuperado un canal natural que siempre ha existido.

Sin embargo, la resolución de la Corte señala que la desviación de las aguas no forma parte del territorio original.

"La ribera derecha del caño artificialmente abierto en 2010 no forma parte de la frontera entre Costa Rica y Nicaragua", señaló el presidente de la CIJ, Rony Abraham.

Desde 2011, la CIJ solicitó a los dos países que no enviaran efectivos de seguridad a la zona, en tanto se resolvía la disputa.

Las relaciones entre ambos países se han mantenido frías desde entonces.

Resolución inapelable

En su audiencia de este miércoles, la CIJ también resolvió una denuncia presentada por Nicaragua en 2011 y que fue analizada de forma conjunta por los jueces.

El gobierno del presidente Daniel Ortega acusó a Costa Rica de causar daños ecológicos en los humedales de la zona con la construcción de una carretera paralela al río San Juan, ubicado en territorio nicaragüense.

Los jueces de la Corte dieron la razón a Nicaragua en este caso, pues establecieron que este país tiene el derecho soberano sobre el afluente.

Sin embargo, también señalaron que la margen derecha del río es territorio costarricense.

Desde hace varios meses, cuando se realizaron las últimas audiencias previas de la CIJ, ambos gobiernos se habían manifestado optimistas ante el fallo.

También dijeron que acatarían la resolución, que se considera definitiva e inapelable.

Contenido relacionado