Liberan a uno de los agresores de la violación en grupo que conmocionó a India en 2012

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La identidad del violador no se ha difundido, ya que en el momento de la agresión era menor de edad.

Este domingo quedó en libertad uno de los participantes de la violación en grupo que en 2012 conmocionó a India, provocó un cambio en la legislación del país sobre el tema y tuvo repercusión internacional.

El Tribunal Supremo de Nueva Delhi así lo decidió, a pesar de las protestas y el recurso que se presentó en contra de la medida.

La decisión del alto tribunal se produjo el 18 de diciembre, dos días después de cumplirse el tercer aniversario de la agresión y dos días antes de que el condenado terminara de cumplir su condena.

El violador fue sentenciado en agosto de 2013 a tres años de reclusión en un centro para menores.

Su identidad no se ha difundido, ya que en el momento de la agresión era menor de edad. Y hoy sigue sin conocerse, a pesar de que ya superó la mayoría de edad.

Relacionado con eso, el Tribunal Supremo argumentó que el agresor fue sentenciado cuando aún era menor de edad, y que la ley limita la condena a un máximo de tres años en esos casos.

Así rechazó la petición presentada en contra de su liberación por Subramanian Swamy, uno de los políticos más populares del partido gubernamental, el BJP.

Tras la decisión del máximo tribunal del país, el violador ha quedado en manos de una organización benéfica, por miedo a que esté en riesgo su seguridad.

El corresponsal de la BBC en la capital india, Sanjoy Majumber, explica que además de Swamy mucha gente se ha opuesto a su liberación, incluidos los padres de la víctima, a quienes la policía impidió organizar una protesta en el centro de la ciudad a primera hora de este domingo.

"Nos prometieron toda la ayuda, pero no pasó nada", lamentó la madre de la víctima, Asha Devi.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El crimen provocó una oleada de protestas sin precedentes en India.

"Estoy herido. No somos más grandes que el tribunal. ¿Qué podemos hacer nosotros?", se preguntaba su padre, Badrinath Singh.

"Nuestra lucha era por la sociedad. Un castigo duro habría enviado un mensaje a otros", añadió.

Conmoción

El 16 de diciembre de 2012 la hija de Devi y Singh subió a un autobús con un amigo, después de acudir al cine.

Ya en el vehículo fue violada y brutalmente golpeada por el conductor y otros cinco hombres.

Como consecuencia de las heridas, falleció dos semanas después en un hospital de Singapur.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption De los cinco agresores mayores de edad, uno supuestamente se suicidó y otros cuatro fueron sentenciados a muerte.

De los cinco agresores adultos, uno de ellos supuestamente se suicidó en la cárcel y los otros cuatro fueron condenados a morir.

En único que era menor de edad, el mismo que este domingo quedó en libertad, fue sentenciado a tres años de reclusión en un centro para menores.

El caso generó en India protestas que tuvieron eco internacional.

También suscitó un debate sin precentes sobre la situación de la mujer en el país y el modo en el que las víctimas de estas agresiones son vistas por la sociedad.

Además, las autoridades endurecieron las penas para los violadores.

Y los partidos comenzaron a incluir medidas de protección a las mujeres en sus programas políticos.

Contenido relacionado