Los noruegos que quieren mover su frontera para regalarle una montaña a Finlandia

Montaña Halti, en la frontera entre Noruega y Finlandia Derechos de autor de la imagen Kitty Terwolbeck
Image caption El Halti se ubica en la frontera entre Noruega y Finlandia.

Un trozo de soberanía.

Ese es el particular regalo que algunos habitantes de Noruega quieren hacerle a Finlandia en el marco del centenario de su independencia del imperio ruso, que se celebrará en dos años.

Un grupo de noruegos lanzó una campaña para mover 200 metros su frontera, pero hacia su mismo lado, con tal de "regalarle" una montaña a Finlandia.

La montaña Halti se encuentra en el límite norte entre ambos países, pero su cima pertenece a Noruega.

Como Finlandia carece de montañas, sería un presente muy bienvenido.

Una montaña para Finlandia

La idea se le ocurrió a Bjørn Geirr Harsson, un geodesta jubilado.

En 1972 voló sobre el área, midiendo la frontera.

Ahí se dio cuenta de que el punto más alto de Finlandia es más bajo que el Halti, ubicado justo en el borde.

"Pensó que era muy extraño. Así que en miras al aniversario del centenario de independencia, envió una carta al ministro de Relaciones Exteriores sugiriendo que le dieran a Finlandia esta parte de nuestro país", le dice a la BBC Sondre Solberg Lund, líder de la campaña en redes sociales.

Con sólo 1.365 metros, Halti ni siquiera se incluye en la lista de las cimas más altas de Noruega.

El punto más alto de Finlandia, en cambio, denominado Hálditšohkka, mide 1.324 metros y ni siquiera es considerado una montaña.

Lo que plantea el proyecto es que mover la frontera noruega 150 metros al norte y 200 metros al este le permitiría a Finlandia contar con su primera montaña, mientras Noruega sólo cedería 0,015 kilómetros cuadrados de territorio.

"Tenemos una cantidad ridícula de montañas", asegura Lund.

Lee: Cómo el periódico local de un pequeño pueblo de Noruega "enojó" a Rusia

"Muy felices"

El científico de 75 años no obtuvo respuesta del ministro de Relaciones Exteriores.

Pero adherentes a su idea decidieron actuar por uno de los medios más efectivos para difundir este tipo de información: redes sociales.

Su página de Facebook ya suma unos 10.500 adherentes.

La propuesta se ganó además el apoyo de Anne Cathrine Frøstrup, directora de la Autoridad Nacional de Cartografía y Catastro de Noruega, quien le dijo a la emisora pública NRK que lo consideraba "una muy buena idea".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La campaña tiene más de 10.000 "Me gusta" en Facebook.

Sin embargo, no todos están de acuerdo.

Según Lund, el alcance de visitas a la iniciativa es mayor del previsto; sin embargo, no se puede saber con certeza qué piensa el resto del país de la iniciativa.

"Es difícil de decir. Hemos tenido muy buena respuesta, 10.000 es un montón de gente, pero somos alrededor de 5.000.000".

Y aunque todos estuvieran de acuerdo, el trámite no sería ni fácil ni rápido.

"Tendrían que ponerse de acuerdo los dos países", aseguró Markku Markkula, de la División de Agrimensura de Finlandia.

Con todavía más preguntas que respuestas, Lund se mantiene moderadamente optimista. "Nos haría muy feliz si pasa. Pero si no, tampoco se acaba el mundo", le comenta a la BBC.

Contenido relacionado