Duro o blando, el dilema de cómo ejerce China el poder

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El presidente Xi habló de los derechos de las mujeres en la ONU.

Era un día típicamente áspero, de aire tóxico y políticas tóxicas en la capital del emergente poder mundial. Policías vestidos de civil empujaban a manifestantes y periodistas afuera del tribunal; adentro se juzgaba a un abogado.

Apenas horas antes, los negociadores chinos habían recibido elogios de una fuente inusual.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, había dicho que un acuerdo global para limitar el cambio climático no pudo haberse logrado sin la ayuda de China para "construir una colaboración que funcione".

Pero ese triunfo del poder blando duró poco. Con los matones enviados al juicio de Pu Zhiqiang, Pekín volvió a sus recursos de siempre, dilapidando su poder blando como si no tuviera uso para darle.

Pero ¿qué es el poder blando? Joseph Nye, el experto en Ciencias Políticas a quien se suele vincular con el concepto, lo define como "la capacidad de obtener lo que se quiere a través de la atracción en vez de la coerción o el dinero".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Zuckerberg se mostró encantado de conocer a Xi.

El presidente chino, Xi Jinping, asegura que el poder blando es parte de su misión, insistiendo en que China es un país civilizado con una rica historia, insta a que "las historias de China deberían ser bien contadas".

Con este fin, China ha continuado con su programa para construir "cargadores aéreos de cultura", una expansión de su huella mediática y cultural alrededor del globo.

La más reciente adquisición es el diario de habla inglesa más venerable de Hong Kong, el South China Morning Post. El comprador es una de las empresas privadas más grandes de China, Alibaba.

Respondiendo a las preocupaciones sobre la futura independencia editorial del Post, los nuevos dueños prometieron que no interferirán. Pero también dijeron que querían que la cobertura de China sea "balanceada y justa".

Más accesibles

Caminar por esta delicada línea, bajo el ojo vigilante de los jefes de propaganda de Pekín, nunca es fácil. Pero estos últimos están aprendiendo a soltar las riendas lo suficiente como para permitir algunos productos que sutilmente apoyan los esfuerzos de China por mostrarse más accesibles.

Un experimento de este tipo se dio en octubre cuando se produjo el video de You Tube "Canción de Shisanwu" para promover el décimo tercer Plan Quinquenal del Partido Comunista.

Image caption El corresponsal de la BBC John Sudworth fue empujado cuando intentaba informar desde las afueras del juzgado.

Sin embargo, los logros de poder blando de este año empalidecen al lado del tremendo año de poder duro que tuvo China.

Según Joseph Nye, el poder duro "es la habilidad de usar el 'los palos y las zanahorias' del poder económico y militar para hacer que otros cumplan con tu voluntad".

El sistema autoritario de China está bien diseñado para lograr esto.

Sus diplomáticos han estado refinando las zanahorias y los palos por siglos.

Su triunfo más notorio en 2015 fue el lanzamiento del Banco de Inversión en Infraestructura Asiática (AIIB, según sus siglas en inglés), que es liderado por China.

_______

El Banco de Inversión en Infraestructura Asiática

21 países suscribieron un memorando de entendimiento el 24 de octubre de 2014 para establecer el banco.

Liderado por China, su cuartel general estará en Pekín.

Ayudará a financiar la construcción de carreteras, puertos, vías férreas y otros proyectos de infraestrucutra en Asia.

_______

Todos sabían que Pekín tenía dinero, pero el AIIB mostró que también tiene la confianza, ambición, determinación y visión para construir instituciones regionales que sirven a sus propósitos y desafían a EE.UU.

Y la estampida para unirse, que incluyó inclusive a los más viejos aliados de EE.UU., mostró que las zanahorias del poder duro de China son significantes, incluso comparadas con los palos de la superpotencia.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption En el desfile del 70 aniversario del fin de la II Guerra Mundial lució un poderío abrumador.

Otros triunfos evidentes del poder duro este año fueron el desfile militar que lució el abrumador armamento nuevo del país asiático, y la recuperación de cerca de 2.000 acres en el Mar del Sur de China para construir islas artificiales sobre lo que una vez fue una roca sumergida.

Pero con una economía de US$10 billones con un creciente poderío militar y disputas territoriales con muchos de sus vecinos, el poder duro de China muchas veces socava su poder blando.

El desfile militar quizás enorgulleció a muchos chinos, pero en igual medida dejó nerviosos a sus vecinos, y la lista de quienes no acudieron fue tan reveladora como la de quienes sí estuvieron presentes.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Hillary Clinton y Tony Abbott han hablado de la influencia china.

De hecho, el ex primer ministro de Australia Tony Abbot probablemente resumió el sentimiento de muchos líderes regionales cuando presuntamente le dijo a la canciller alemana, Angela Merkel, que las políticas de su país hacia China estaban motivadas simplemente por "temor y codicia".

En contraste con su poder duro, el déficit de poder blando de China da que pensar, en especial considerando el esfuerzo que se invierte en él.

Cuando el presidente Xi fue a EE.UU. en septiembre, su comitiva había coreografiado cada detalle de la ofensiva para encantar, incluyendo la revelación de una pasión personal por Ernest Hemingway que llevó al presidente a tomar mojitos en un bar cubano.

Eclipsado por el Papa

Pero en un desafortunada coincidencia, el hombre que está al frente de la segunda economía del mundo y con toda la parafernalia de una superpotencia emergente fue eclipsado en su viaje por EE.UU. por otro que deliberadamente renuncia a las trampas de la riqueza y el poder.

El Papa se encontró con muestras de cariño dondequiera que fue. La televisión lo mencionó unas 20 veces más que a Xi y en la prensa escrita quintuplicó su presencia. Eso es alguien con verdadero poder blando.

Pero mientras gozaba de todas las deferencias por parte de algunas de las compañías más poderosas del mundo, al presidente Xi puede perdonársele hacerse eco de la desdeñosa pregunta de Stalin: "¿Cuántas divisiones tienen el Papa?"

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La gira de Xi por EE.UU. fue eclipsada por la presencia del Papa.

Con los jefes de Apple, IBM, Facebook y el resto lo suficientemente desesperados por acceder al mercado chino como para aceptar sus condiciones, Xi puede decir está al frente tanto del poderío militar como de otras formas más sutiles del poder.

Y puede también afirmar que debería llamarse poder blando a eso de conseguir que el fundador de Facebook te salude en chino, vestido con una corbata roja, asegure haber leído tu libro y hable del encuentro como un "significativo hito personal", incluso cuando le has denegado el acceso al mercado chino.

Pero no, eso es todavía poder duro, el de quien consigue que otros cumplan con su voluntad colgando de un palo unas zanahorias, en este caso, el posible acceso al internet chino.

Acusación de hipocresía

El problema del poder blando de China resultó expuesto por segunda vez durante la visita del presidente Xi a Estados Unidos, cuando se dirigió a la Asamblea General de la ONU y habló de los derechos de las mujeres.

La ex secretaria de Estado y aspirante presidencial Hillary Clinton tuiteó "sin vergüenza", en referencia a la detención de cinco feministas por planear una campaña de protesta contra el acoso sexual en el transporte público.

Su crimen era tener convicciones y actuar de acuerdo con ellas, ejercitar una consciencia individual y expresarla en público.

Derechos de autor de la imagen CFP
Image caption Protestar puede costar la cárcel en China.

George Orwell dijo: "Cuanto más se aleja una sociedad de la verdad, más odiará a quienes la dicen".

Esto explica por qué una China autoritaria que insiste en dictar la verdad siempre carecerá de poder blando.

Pekín parece determinado a continuar manifestándose en contra de las ideas occidentales, extraer páginas de los libros de texto universitarios y encerrar a sus abogados.

Pero en 2015, con el crecimiento de su poder duro, su poder blando se ha marchitado.

Y eso es lo que hace necesario a los matones fuera de la sala del tribunal.

Después de todo, como la historia ha demostrado una y otra vez, el poder blando puede desafiar el poder duro, y un hombre o una mujer con convicciones son un peligro para un sistema que no tiene convicción alguna.

Contenido relacionado