¿Por qué las autoridades de Tayikistán afeitaron la barba a la fuerza a 13.000 hombres?

Barbas
Image caption El 99% de la población en Tayikistán es musulmana. Muchos hombres llevan barba en señal de respeto a su profeta.

"Me llamaron salafista, radical y enemigo público. No fueron nada tímidos con los insultos. Y dos de ellos me tomaron por los brazos y el otro afeitó mi barba".

De esta forma Djovid Akramov recuerda cómo fue parado por la policía de Tayikistán -un país ubicado en el centro de Asia y que formó parte de la Unión Soviética hasta 1991- frente a su casa cuando estaba junto a su hijo de 7 años, para ser llevado a la estación de policía de Dushanbe, la capital, donde le afeitaron.

Akramov es uno de los cientos de ciudadanos que han sido arrestados en los últimos años por llevar barba.

Después de detenerlos, les toman las huellas dactilares y les afeitan la barba de manera forzada.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El presidente de Tayikistán, Emomali Rahmon, ordenó a las mujeres llevar vestidos tradicionales y evitar el color negro.

La BBC habló con otros nueve hombres que habían tenido experiencias similares.

A prinicipios de esta semana, la policía de la región de Khatlon informó que habían afeitado la barba a cerca de 13.000 hombres como parte de "una campaña contra la radicalización".

Se trata de una medida polémica y más en un país en el que el 99% de la población (se estima que son 7,1 millones de habitantes) es musulmana y muchos hombres llevan barba como parte de sus tradiciones.

Campaña antiradicalización

Esta nueva modalidad policial de afeitar los apéndice capilares forma parte de una campaña que tiene como objetivo luchar, de acuerdo a las autoridades del país, contra tendencias que "no concuerdan con la cultura de Tayikistán".

El gobierno explicó además que quieren detener la radicalización de la población inspirada por la lucha de grupos islamistas en países vecinos como Afganistán, Irak o Siria.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption De acuerdo a las informaciones del gobierno, al menos 13.000 hombres han sido afeitados en Tayikistán.

A mediados de 2015 se supo que entre 1.500 y 4.000 ciudadanos de Asia Central se habían unido a organizaciones radicales en Siria e Irak.

Pero esto es solo una parte del problema. Con las mujeres hay otro asunto: el gobierno ha prohibido el uso de la hijab en escuelas y universidades, pero en la práctica la norma también se extiende a otros recintos oficiales.

Además, las autoridades han solicitado que se les ponga a los niños nombres no árabes.

"No adopten costumbres extranjeras, no sigan las culturas del exterior. Usen ropas tradicionales y eviten el negro. Aun cuando vayan a un entierro, las mujeres deben vestir blanco y no negro", dijo el presidente de Tayikistán, Emomali Rahmon.

La importancia de la barba

Pero, ¿por qué la policía de Tayikistán decidió cortar la barba de los hombres que pasean por la calle?

Podría tener relación con en la creencia de que todos los musulmanes llevan barba. Y no es tan así.

En el mundo musulmán, de acuerdo con el periodista Ashraf Khalil, el vello facial tiene una importancia que va más allá del estilo y el acicalamiento.

Algunos políticos y muchos practicantes moderados la llevan bien cuidada, mientras que los salafistas, islámicos ultraconservadores, se la dejan larga y más desordenada, y a menudo se afeitan el labio superior, en alusión a cómo la llevaba el profeta Mahoma hace 1.400 años.

Image caption El uso de la barba dentro del islam no es obligatorio, si no que hace parte de una tradición.

Sin embargo, no existe una obligación de llevar barba dentro del islam.

Es, como ellos llaman, una "sunnah", una tradición que comparten algunos miembros como respeto a su profeta.

La barba volverá a crecer

Djovid Akramov dice que nunca podrá olvidar la humillación de que lo afeitaran por la fuerza en la estación de policía.

"Lo peor es la impunidad de los policías, que encontraron una oportunidad perfecta para abusar de alguien", señala.

Y piensa que no tiene sentido apelar a la justicia y que este tipo de medidas es precisamente el que hace que la gente se radicalice

"El consuelo que me deja es saber que la barba volverá a crecer".

Contenido relacionado