Nevada, el estado donde nació el sueño americano de Marco Rubio y que puede propinarle un brusco despertar

Marco Rubio Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Marco Rubio en plena campaña en Nevada.

Este martes los candidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos vuelven a medir fuerzas y lo hacen en Nevada, un estado más en el largo camino hacia la Casa Blanca.

Pero no es un estado cualquiera para Marco Rubio, quien intenta convertirse en el candidato del establishment republicano y sumar los votos de quienes temen o rechazan las propuestas de Donald Trump y Ted Cruz.

Rubio, senador por Florida, es mejor conocido por sus vínculos con ese estado, pero fue en esta región del oeste donde nació su sueño americano.

Y desde que llegó a Nevada, Rubio ha recordado los años que pasó aquí y la lucha de su familia por salir adelante, para dejar en claro que conoce los desafíos que enfrentan actualmente los estadounidenses.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Donald Trump llega a Nevada como favorito.

"Las Vegas y el sur de Nevada y todo el estado, para nosotros, será siempre un lugar de nuevos comienzos y segundas oportunidades", dijo el candidato en un mitin político que tuvo lugar en Las Vegas el domingo.

Los sondeos, sin embargo, sugieren que la historia de la familia Rubio no podrá evitar un nuevo triunfo de Trump, tras sus victorias en New Hampshire y Carolina del Sur.

Rubio aún no ha ganado desde que comenzó la contienda.

La historia de Sam's Town

En 1979 Mario Rubio, un joven cubano exiliado en Estados Unidos viajó a Nevada tras perder su trabajo en Florida.

Aunque tenía una amplia experiencia como barman en Miami, el negocio hotelero en South Beach no prosperaba, y la hermana de su mujer le dijo que las perspectivas en el oeste americano eran más prometedoras.

A unos kilómetros de Las Vegas, en el casino Sam's Town, Mario fue contratado como ayudante de barman pero rápidamente escaló posiciones y luego de seis meses de ahorrar pudo reencontrarse con su familia, que había quedado en Florida.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Marco Rubio y su padre Mario.

Sam's Town no tiene ni el glamour ni el lujo de las grandes cadenas de juego que se promocionan en la televisión y en los avisos turísticos. Rodeado por departamentos en alquiler, tiendas y estacionamientos, parece tan lejano a Las Vegas como La Habana.

El actual camarero del lugar se llama Rubén Monteagudo y es –como Mario, su hijo Marco y Ted Cruz– un inmigrante de origen cubano.

Aunque desconoce a Mario Rubio y su paso por el casino, este trabajador votaría por su hijo Marco.

"No sé mucho de la historia de Estados Unidos pero sería bueno para todos los cubanos aquí", le dijo Monteagudo al periodista de la BBC Anthony Zurcher.

Pero según el profesor de Ciencias Políticas Erick Herzik, si Rubio apuesta por votos como el de Monteagudo para llegar a la Casa Blanca, "no ha hecho un gran trabajo analizando el electorado" de este estado.

Las simpatías electorales de las minorías en esta región suelen orientarse masivamente hacia los demócratas, señala Herzik.

Necesidades

"La estrategia de Rubio debe ser el presentarse como el hombre que puede reunir a los republicanos y vencer a Hillary Clinton", indica el profesor en Ciencias Políticas.

Derechos de autor de la imagen Alamy
Image caption Las luces de Las Vegas no llegaron al casino Sam's Town.

Pero los discursos del candidato, al menos en Nevada, se han focalizado en el sueño americano de una familia de inmigrantes que llegó al estado décadas atrás.

"Fue aquí en Las Vegas que mis padres me enseñaron que no importa si eres un barman en Sam's Town o una empleada en el Imperial Palace. Puedes ser lo que quieras si trabajas duro para lograrlo", ha dicho el candidato.

Rubio destacó que ésta no es sólo su historia personal sino la historia de Estados Unidos y su gente.

"Él apela a un amplio sector de la población, siento que es una persona genunina que realmente quiere hacer cambiar la situación", dijo Jennifer Barrier, una de las asistentes al mitin del domingo.

Otros de los presentes fueron familiares de Rubio que aún viven en Nevada, como su prima Michelle Denis, quien se refiere a él como Tony, por su segundo nombre: Antonio.

"Como sus padres trabajaban, a veces lo cuidaba mi madre, ellos tenían una piscina donde nos bañábamos y nos íbamos juntos de vacaciones".

Image caption Moisés Denis piensa que el origen humilde de su primo puede hacer la diferencia.

Pero no todos los primos asistieron al acto: el hermano de Michelle, Moisés Denis, es demócrata, y opina que la campaña republicana –incluyendo el discurso de su primo– ha sido empujada hacia la derecha por el fenómeno que encarna Donal Trump.

Sin embargo, él piensa que al final, la historia personal de Marco puede hacer la diferencia.

"Él sabe lo que significa tratar de sostener a tu familia, tiene definitivamente una perspectiva diferente de aquellos que tuvieron una vida más privilegiada".

La percepción de los electores

Según el profesor Herzik, Rubio ha gastado más dinero en Nevada que los otros candidatos republicanos.

"Aunque su campaña podría sobrevivir a una derrota en este estado, un buen resultado podría convencer al aparato republicando que él es capaz de pelear con Cruz y eventualmente derrotar a Trump, señala Zurcher de la BBC.

Pero no será fácil, incluso en el casino Sam's Town.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Si logra imponerse a Ted Cruz, Rubio vería fortalecidas sus posibilidades.

"Alguien me dijo que tengo que votar por Rubio porque su papá trabajó aquí, pero jamás lo haría", señala Roy, encargado de uno de los bares y seguidor de Trump.

"Todos los políticos son ladrones, pero Trump tiene las ideas apropiadas", añade Richard, otro barman.

Ajeno a estos electores, Marco Rubio espera que el estado que le brindó una segunda oportunidad a su familia le dé ahora su primera victoria en las internas republicanas.

Aquí comenzó su propio sueño americano. Y Rubio no quiere que lo que empezó en Las Vegas se quede en Las Vegas.

Contenido relacionado