Detienen en Bolivia a la exnovia de Evo Morales tras denuncias de tráfico de influencias

Gabriela Zapata Derechos de autor de la imagen ABI
Image caption El ministerio de Gobierno de Bolivia oficializó la detención de Gabriela Zapata.

Gabriela Zapata Montaño, exnovia del presidente de Bolivia Evo Morales que fue acusada de presunto tráfico de influencias, fue detenida este viernes en La Paz.

El ministerio de Gobierno boliviano confirmó la aprehensión a través de su cuenta oficial de Twitter el viernes en la mañana.

Investigaciones periodísticas realizadas en las últimas semanas la responsabilizaron de interceder ante entidades públicas a favor de empresas privadas bolivianas y chinas.

Una de las acusaciones más fuertes realizada en su contra tenía que ver con presunto tráfico de influencias a favor de una compañía china para la que Zapata trabajaba.

La empresa CAMC obtuvo licitaciones en Bolivia por cientos de millones de dólares.

En conferencia de prensa el ministro de Gobierno, Carlos Romero, explicó que Zapata estuvo bajo el seguimiento de la Unidad de Investigación de Fortunas por varias denuncias en su contra.

"Hay denuncias del Ministerio de Transparencia y de la Unidad de Investigación de Fortunas, presentadas directamente ante el Ministerio Público. Las denuncias son de conocimiento público, de un presumible tráfico de influencias, principalmente eso es lo que se ha mencionado", señaló la autoridad boliviana.

Romero informó que ahora Zapata está a disposición de la Fiscalía General de Bolivia.

El caso Zapata

En declaraciones a medios de comunicación locales, Zapata alegó su inocencia de todas las acusaciones.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Evo Morales señaló que no volvió a ver a Gabriela Zapata desde 2007.

Incluso inició procesos judiciales contra los periodistas que investigaron su caso.

Después deshacerse públicas las denuncias contra Zapata, el presidente boliviano admitió que tuvo una relación con ella durante los primeros años de su mandato, entre los años 2006 y 2007.

Sin embargo, reiteró que no volvió a saber nada de ella desde 2007, cuando terminó su relación sentimental.

El caso de Zapata fue destapado pocas semanas antes del referendo con el que Morales pretendía habilitarse para buscar un cuarto mandato presidencial en Bolivia.

El oficialismo señaló que fue víctima de "guerra sucia" con el caso de Zapata durante la campaña previa al referendo y apuntó al hecho como uno de los motivos de la derrota de Morales.

Contenido relacionado