Por qué Joaquin “El Chapo” Guzmán pidió acelerar su extradición a Estados Unidos

Joaquin Guzmán Loera, El Chapo Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption "El Chapo" Guzmán ya no resiste las medidas de seguridad en su encarcelamiento.

Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera ya no soporta las condiciones de su encarcelamiento en México y por eso quiere ser extraditado lo antes posible a Estados Unidos.

Eso es lo que ha explicado José Refugio Rodríguez Núñez, abogado del narco, quien dijo que la salud de este ha empeorado en las últimas semanas.

"'Yo no pido más que me dejen dormir', me dijo. 'Trate de tener lo más rápido posible la extradición'", señaló Rodríguez a medios locales.

"Es un acto reflejo de desesperación ante la actitud que ha adoptado el Estado mexicano con él", aseguró el letrado.

"El Chapo", quien fue recapturado a principios de enero tras haberse fugado de la cárcel a mediados de 2015, se queja de que los custodios de la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, donde se encuentra recluido, lo despiertan constantemente.

También dice que es vigilado permanentemente, incluso con perros adiestrados.

Eso ha provocado que tenga problemas en la presión arterial, según afirmó su esposa, Emma Coronel, en varias entrevistas que ofreció hace unos días.

De ahí vendría su voluntad de ser enviado a una prisión estadunidense. Las mujeres en la vida de Joaquín "El Chapo" Guzmán

Seguridad especial

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En la prisión de El Altiplano, donde está El Chapo, se reforzaron las medidas de seguridad.

Sin embargo, Renato Sales, de la Comisión Nacional de Seguridad de México (de la que dependen las prisiones federales) rechaza que Guzmán Loera sufra maltrato.

Según Sales, las condiciones en las que se encuentra "El Chapo" forman parte de un protocolo de seguridad para los casos de delincuencia organizada.

"La pregunta consecuente es ¿debe estar una persona que se fugó en dos ocasiones de penales de alta seguridad sujeta a medidas especiales de vigilancia?", señala el funcionario.

"La respuesta por sentido común es sí. Sí debe estar sujeta a medidas especiales de vigilancia".

Algunas de estas medidas son una vigilancia permanente de custodios, cámaras de video y sensores térmicos para constatar que se encuentra en su celda.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption "El Chapo" fue recapturado a principios de enero.

Cada cuatro horas debe responder preguntas de los vigilantes, incluso por las noches. A este procedimiento se le llama "prueba de vida".

"El Chapo" se mueve esposado por los pasillos de la prisión y sólo una hora al día puede tomar el sol en un pequeño jardín.

No tiene permitido hablar con nadie, especialmente con los custodios, quienes incluso llevan una cámara en sus cascos.

Las imágenes se transmiten en tiempo real a un centro de vigilancia de la Comisión Nacional de Seguridad.

Cargos

Image caption Emma Coronel, esposa de Guzmán Loera, dice que su marido está enfermo.

A pesar de la petición de Guzmán Loera, su eventual extradición no sucederá pronto, según reconoce el abogado Rodríguez Núñez.

"No veo una solución antes de dos meses pero es mucho tiempo para las condiciones que tiene Joaquín", insiste.

El abogado también dice que, por su lado, no acelerarán el proceso hasta conseguir "un buen acuerdo" con las autoridades estadunidenses.

Para ello ya están en busca de un abogado que lo represente en las cortes de ese país.

La Procuradora (fiscal) General de la República, Arely Gómez, ha dicho que el proceso para una posible entrega del capo a la justicia estadunidense puede tardar hasta un año.

Actualmente "El Chapo" enfrenta varios procesos judiciales por delincuencia organizada, delitos contra la salud y portación de armas exclusivas de las fuerzas armadas, entre otros cargos.

En Estados Unidos existen al menos dos juicios en su contra. En cortes de ese país está acusado de narcotráfico, conspiración y homicidio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.