El equipo de refugiados de Río 2016 y los atletas que han competido bajo la bandera olímpica

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La bandera olímpico ha servido para permitir la participación de atletas que no pueden representar a su país de origen.

Es oficial. Un equipo de refugiados participará en los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016.

La difícil situación por las que pasan millones de personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares fue lo que impulsó al Comité Olímpico Internacional y el Comité Organizador de los primeros juegos en territorio sudamericano a cobijar bajo la bandera olímpica a aquellos atletas que no puedan representar a sus países de origen.

El equipo será tratado como todos los otros equipos

Thoma Bach

En total hay una lista con 43 deportistas que podrían formar parte del Equipo de Atletas Refugiados Olímpicos (ROA, por sus siglas en inglés), pero se espera que sean entre cinco y diez los que logren clasificar y estar presentes en Río de Janeiro.

"Al darle la bienvenida a ROA a los Juegos Olímpicos de Río, queremos enviarle un mensaje de esperanza a todos los refugiados del mundo", dijo el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption En Río 2016 será la primera vez que participe un equipo oficial de refugiados.

"El equipo será tratado como todos los otros equipos".

Los atletas deberán cumplir una serie de requisitos, como su habilidad en el deporte de su preferencia, circunstancias personales y la verificación de Naciones Unidas de su estatus de refugiado.

A partir de allí recibirán fondos para poder entrenarse y su participación dependerá de que logren las marcas mínimas de clasificación.

Los integrantes del equipo ROA se alojarán en la villa olímpica y desfilarán en el penúltimo lugar durante la inauguración de los juegos, justo antes del país anfitrión, Brasil.

De equipos mixtos y atletas independientes

Antes que los Juegos Olímpicos impusieran la normativa que los atletas tenían que representar al comité nacional de su país, hubo deportistas que participaron formando equipos mixtos de diferentes nacionalidades.

Fue así que en 1900 y 1904 hubo equipos que ganaron medallas en disciplinas como atletismo, polo o esgrima, aunque cada participante recibía la presea representando a su propio país.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los británicos Sebastian Coe, Steve Cram y Steve Ovett protagonizaron una electrizante final en los 1.500 metros planos en Moscú participando bajo la bandera olímpica.

A finales de la década del 30, el COI aceptó acoger bajo la bandera olímpica a atletas provenientes de la extinta Checoslovaquia, pero debido al estallido de la Segunda Guerra Mundial se tuvo que suspender la celebración de los juegos.

En 1980, hubo 14 países que desfilaron bajo la bandera olímpica por el boicot que sufrieron los Juegos Olímpicos de Moscú, aunque las medallas que ganaron los atletas de esos países quedaron contabilizadas bajo sus respectivas nacionalidades.

Fue en Barcelona 1992 que hubo deportistas que se subieron al podio bajo el estandarte olímpico.

Entre Jasna Sekaric, Aranka Binder y Stevan Pletikosic, de la entonces República Federal de Yugoslavia (ahora Serbia y Montenegro), obtuvieron una presea de plata y dos de bronce.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La única vez que atletas que han participado bajo la bandera olímpica ganaron medallas fue en Barcelona 1992.

También hubo representación en los Juegos Paralímpicos debido a las sanciones que pesaban sobre Yugoslavia por su implicación en la guerra de los Balcanes, o en el caso de Macedonia a que no se había formado su propio Comité Olímpico.

En Sídney 2000 se aceptó la presencia de cuatro atletas de Timor Oriental debido a que el país se encontraba en transición hacia su independencia, mientras que en Londres 2012 un atleta de Sudán del Sur logró clasificar y participar pese a que su país todavía no era miembro del COI.

La forma en la que se ha identificado a estos equipos ha variado con el paso de los años, así como el criterio de aceptación.

Es por eso que en Río 2016 será la primera vez que haya un equipo formado oficialmente por refugiados.

Contenido relacionado