Turquía y la UE acuerdan un plan para aliviar la crisis de refugiados

El pasado jueves, refugiados apostados en el principal puerto de Atenas (Grecia) protestaron por la apertura de las fronteras Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El pasado jueves, refugiados apostados en el principal puerto de Atenas (Grecia) protestaron para que abrieran la frontera.

Los líderes de la Unión Europea (UE) alcanzaron este viernes un acuerdo con Turquía con el propósito de aliviar la crisis de los refugiados que han llegado masivamente al Viejo Continente a través de Grecia en los últimos meses.

El pacto contempla que a partir de la medianoche de este domingo los migrantes que lleguen a Grecia serán devueltos a Turquía si su solicitud de asilo es rechazada.

A cambio, los países de la UE reasentarán a miles de refugiados directamente desde Turquía. Este país recibirá ayuda humanitaria y se intensificarán las conversaciones para su integración en la UE.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Cada día llegan alrededor de 2.000 migrantes a Grecia desde Turquía.

La agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) declaró que son necesarias salvaguardas para el nuevo procedimiento de asilo.

La organización Amninistía Internacional describió el acuerdo como "absolutamente vergonzoso".

Durante un encuentro en Bruselas este jueves, los representantes de la UE discutieron garantizar que cada migrante que reclame el asilo tenga derecho a una audiencia en Grecia de acuerdo a lo dictado por la ley internacional.

Misión ardua

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente de Francia, Francois Hollande, advirtió que no era posible "garantizar un final feliz" en búsqueda de una solución.

"Nos enfrentamos a una tarea titánica", dijo este viernes el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, refiriéndose a la implementación del plan.

Declaró que 4.000 funcionarios vigilarán la frontera y que otros expertos deberán empezar a trabajar inmediatamente para poner en acción el acuerdo, que le costará a la UE hasta 300 millones de euros (US$338 millones) en seis meses.

Por su cooperación para solucionar la crisis de los migrantes, Turquía consiguió que se duplicara la ayuda financiera para los refugiados a 6.800 millones de euros (US$7.600 millones) y que sus ciudadanos puedan viajar a los 26 países europeos dentro de la zona Schengen sin requerir visados.

El primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, declaró anteriormente que no aceptaría que su país se convirtiera en una "prisión abierta" para los migrantes.

Europa se enfrenta a la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. La mayor parte de migrantes llega a través de Turquía, que ya da cobijo a más de 2,7 millones de refugiados de la guerra civil en la vecina Siria.

Contenido relacionado