Cuáles son los 5 mejores tridentes de la historia del fútbol

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los "tres amigos" del Barcelona están batiendo todos los récords goleadores en España.

Un día es la definición espectacular del uruguayo Luis Suárez. Al siguiente, fue el control imposible y sutil definición de argentino Lionel Messi. Antes había sido la bicicleta/lambretta/rabona/magia del brasileño Neymar.

El tridente sudamericano volvió a exhibirse en la victoria del Barcelona sobre el Arsenal para clasificar a los cuartos de final de la Liga de Campeones, torneo en el que buscan convertirse en los primeros en ganarlo dos años seguidos.

Cada uno de los integrantes de la MSN, como se conoce al tridente por la inicial de los apellidos, anotó un gol en el triunfo 3-1, sumando en lo que va de temporada 106 goles: Suárez 43, Messi 37 y Neymar 26.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El espectacular vuelo de Luis Suárez para marcar el segundo gol del Barcelona contra Arsenal.

Con una amplia ventaja en la Liga y finalista de la Copa del Rey, el Barcelona aspira a repetir los títulos conseguidos la temporada pasada y la MSN superar su marca de 122 goles.

Estos jugadores transforman la vida normal en arte

Arsene Wegner

Tras haber sido eliminado, el técnico francés del Arsenal, Arsene Wenger, no tuvo reparos en elogiar al Barcelona y a su delantera.

"Debo decir que el Barça tiene una gran precisión, una gran calidad y creatividad. Messi es absolutamente excepcional. Acabas el partido y ves que prácticamente no se han equivocado al primer toque. Estos jugadores transforman la vida normal en arte y eso yo lo respeto".

Image caption Los goles...
Image caption ... y las asistencias.

La MSN está camino de convertirse, si es que ya no lo han hecho, de ser uno de los mejores tridentes de la historia del fútbol, pero hay quienes aseguran que todavía necesitan seguir sumando títulos y goles para llegar a ser una obra maestra, honor que sólo recae en otros cuatro tridentes.

En BBC Deportes los recordamos.

Puskás, Gento, Di Stéfano

El Real Madrid venía de ganar su tercera Copa de Europa consecutiva y su cuarta liga en cinco años, pero la llegada del húngaro Ferenc Puskás en 1958 le dio una nueva dimensión.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption El argentino Alfredo Di Stéfano lideró la transformación del Real Madrid, contando con la ayuda de Puskas y Gento.

Puskás formó junto al argentino Alfredo Di Stéfano y el español Francisco "Paco" Gento uno de los tridentes más exitosos y recordados del fútbol.

Durante las seis temporadas que coincidieron, conquistaron dos Copas de Europa, una intercontinental y cuatro campeonatos de primera división consecutivos, además de amasar la impresionante cifra de 437 goles entre los tres.

Koscis, Hidegkuti, Puskás

Antes de llegar al Real Madrid, Puskás formó parte de otra delantera de ensueño en la selección húngara que dominó el fútbol internacional en los años 50.

Sus compañeros en el llamado equipo de oro fueron Sándor Kocsis y Nándor Hidegkuti.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La selección de Hungría que silenció Wembley y se ganó la admiración de los aficionados al fútbol.

Entre los tres lideraron un conjunto que revolucionó el fútbol, conquistando la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Helsinki de 1952 y la Copa Internacional de Europa Central en 1953.

Ese mismo año le proporcionaron la primera derrota a Inglaterra de una selección no británica en Wembley (6-3, con tres goles de Hidegkuti), humillación que se multiplicó al año siguiente cuando la venció 7-1 en Budapest.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Puskás formó parte de dos de los mejores tridentes de la historia.

Hungría disfrutó de una racha de 32 partidos sin conocer la derrota y llegó a la Copa del Mundo de Suiza en 1954 como la gran favorita.

Camino a la final de ese torneo superó a Alemania Occidental, Brasil y Uruguay, pero fue sorprendido en la final contra los alemanes en un partido que fue bautizado como el "Milagro de Berna".

Esa fue la única derrota que sufrieron entre 1950 y 1956, período en el que sumaron 42 victorias y siete derrotas.

Cruyff, Rep, Keizer

Del fútbol total que apareció de la mano del técnico Rinus Mitchell en el Ajax y posteriormente en la selección holandesa, Johan Cruyff fue su máximo exponente, pero como su nombre lo indica, cada uno de los integrantes de ambas plantillas cumplió un rol crucial para el equipo.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Johan Cruyff no sólo fue una estrella como jugador, sino que también sembró las bases del Barcelona que brilla en la actualidad.

Cruyff se rodeó de un mediocampo excepcional con Arie Haan y Johan Neeskens para repotenciar el arte de extremos de la calidad de Piet Keizer y Johnny Rep, quien llegó en 1971 para continuar el legado de Jesaia Swart.

Ajax ganó tres Copas de Europa consecutivas entre 1971 y 1973, dos supercopas de Europa y una Copa Intercontinental en 1972.

Juntos también lideraron a Holanda al subcampeonato del mundo en Alemania 1974,

Rivelino, Pelé, Jairzinho

Brasil ha dado muchos tridentes a la historia, pero hay uno que trascendió y dejó una huella imborrable.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Pelé celebra uno de los goles en el Mundial de México en 1970 junto a Tostao y Carlos Alberto.

Estuvo el formado por Garrincha, Vavá y Amarildo en el Mundial de 1962 o el trío de Ronaldo, Ronaldinho y Rivaldo en la Copa de 2002, pero ninguno se compara al de México 1970.

Más que un tridente, esa selección, considerada como la mejor de todos los tiempos, disfrutó de un quinteto.

Es verdad que los goles llegaron por parte de Rivelino, Pelé y Jairzinho (14 entre los tres), pero no se puede obviar el aporte de Gerson y Tostao para conseguir el título mundial de manera invicta y ganando todos sus partidos, con un fútbol espectacular y goles.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Jairzinho anotó siete goles en México.

"Brasil jugó un fútbol digno de las ganas de fiesta y la voluntad de belleza de su gente", escribió el escritor Eduardo Galeano en su libro Fútbol a sol y sombra.

Aquella canarinha, y sus mágicos 10, llevaron a la perfección la fórmula entre belleza y eficacia. Toda una obra maestra.

Si se preguntan dónde está el quinto tridente de nuestra lista, suban hasta el principio de la nota.

Contenido relacionado