Quién es Nadia Savchenko, la "heroína nacional" de Ucrania que Rusia acaba de liberar

Nadia Savchenko Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Savchenko se mostró desafiante durante una de sus comparecencias ante la justicia rusa.

Con el rostro tenso de ira, una mujer joven se paró desafiante ante un tribunal. De un salto se subió a un banco, se burló de los jueces imitando crudamente sus expresiones y con su mano les hizo un gesto obsceno.

Las acciones de Nadia Savchenko durante sus comparecencias dejaron claro qué piensa la piloto ucraniana de la justicia rusa, que en marzo pasado la declaró culpable de cargos relacionados con la muerte de dos periodistas rusos en 2014 y la sentenció a 22 de años de prisión.

Cuando era declarada culpable, tras dos días de lectura del veredicto, la piloto empezó a cantar el himno nacional de Ucrania.

La Fiscalía sostuvo que Savchenko estuvo motivada por el "odio político".

Su juicio no sólo generó una guerra de palabras entre sus defensores en Ucrania y sus detractores en Rusia.

El proceso también fue condenado en forma enérgica a nivel internacional.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La piloto de 34 años es vista en Ucrania como una heroína nacional.

Este miércoles su caso dio un giro inesperado, después de que se supiera que el presidente ruso, Vladimir Putin, le dio su perdón y ordenó su liberación.

Savchenko pudo volver a Ucrania después de que el gobierno de Kiev aceptara liberar a dos agentes de inteligencia rusos, que regresaron a Moscú en un avión propiedad de Putin.

"Motivada por el odio"

Savchenko sirvió durante más de 10 años en las fuerzas armadas de Ucrania.

Descrita en la prensa de su país como una piloto militar pionera, fue parte del contingente enviado por su país a Irak en 2005.

Los cargos de la justicia rusa en su contra se remontan a 2014, una de las etapas más álgidas del conflicto entre Ucrania y Rusia, que anexó ese año la península ucraniana de Crimea.

Savchenko fue acusada de apoyar militarmente a rebeldes prorrusos.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Muchos en Ucrania ven a Savchenko como un símbolo de la resistencia del país ante Rusia.

Fue en esa época que la piloto se unió a una unidad de voluntarios, el Batallón Aidar, para combatir a rebeldes prorrusos en el este ucraniano.

Savchenko fue acusada de proporcionar a fuerzas ucranianas, en junio de 2014, las coordenadas de un puesto de control de milicias prorrusas en Lugansk, donde se encontraban los periodistas rusos Igor Kornelyuk y Anton Voloshin, que resultaron muertos por fuego de mortero.

"Savchenko perpetró el asesinato de previo acuerdo con un grupo de personas motivada por el odio hacia la población de la región de Lugansk, y en general hacia todos los rusohablantes", dijo al leer la sentencia el pasado marzo el presidente del tribunal que la condenó a 22 años de prisión, Leonid Stepanenko.

Derechos de autor de la imagen Ministerio de Defensa de Ucrania
Image caption En un documental de 2011 Savchenko habló de su pasión por volar y de su máxima personal: "veo la meta, no los obstáculos".

El tribunal de ciudad rusa de Donetsk, fronteriza con Ucrania, también halló culpable a Savchenko de entrar ilegalmente en Rusia, donde fue detenida según las autoridades de este país.

La piloto negó todos los cargos y denunció que cuando se produjeron los hechos ella ya había sido secuestrada por milicias prorrusas, agregando que fue llevada posteriormente a Rusia a la fuerza.

Registros telefónicos demuestran, según sus abogados defensores, que había sido capturada al menos una hora antes del ataque.

Heroína nacional

Savchenko se convirtió en su país en símbolo de resistencia ante lo que se percibe como la estrategia expansionista del Kremlin.

En los comicios parlamentarios de octubre de 2014, fue elegida en ausencia diputada de la Rada Suprema, el Parlamento ucraniano.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La madre de Nadia Savchenko intentó disuadirla de seguir adelante con su huelga de hambre.

Y una campaña en Twitter pidiendo su liberación, titulada "Salven a nuestra chica", #SaveOurGirl, fue respaldada por más de 15.000 mensajes a los pocos días tras su captura.

La televisión ucraniana la describió como una "heroína nacional" que "debía ser salvada".

Su fama hizo que un documental de 2011 realizado por las fuerzas armadas de Ucrania se convirtiera en una sensación en YouTube, con decenas de miles de visionados.

En la grabación, Savchenko habla de su carrera militar y su pasión por volar.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En una comparecencia previa, Savchenko dejó en claro qué piensa de la justicia rusa.

"No puedo explicar lo que siento al volar. Es como si estuviera en el cielo", afirma la joven en el documental, que también la muestra en acción en Irak.

La pilota también habla de sus aficiones, como el "bordado y el diseño de modas".

Y describe cuál es la máxima personal que guía su vida: "Veo la meta, no los obstáculos".

Algunos de sus detractores la han descrito como "máquina letal en faldas".

Para sus defensores es un "símbolo de resistencia", que ha dejado en evidencia las grietas profundas entre Rusia y Ucrania.

Esta nota se publicó originalmente en BBC Mundo en marzo de 2016 y ha sido actualizada.

Temas relacionados

Contenido relacionado