Obama admite en Argentina que EE.UU. tardó en defender los derechos humanos durante el régimen militar

Barack Obama Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Obama admitió que EE.UU. tardó demasiado en condenar la violación de derechos humanos durante los años de régimen militar.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió este jueves en Argentina que su país tardó en condenar las violaciones de los derechos humanos cometidas durante el régimen militar argentino.

Obama, que se encuentra de visita en Argentina, y su homólogo Mauricio Macri homenajearon a las víctimas de la Guerra Sucia durante el gobierno militar (1976-1983).

El presidente de Estados Unidos, sin embargo, no ofreció disculpas explícitas por el apoyo inicial de Washington a la junta militar.

La visita de Obama a Argentina coincide con el 40 aniversario del golpe con el que comenzó el régimen, que persiguió a rebeldes marxistas, sindicalistas y oposición de izquierda.

Se estima que unas 30.000 personas desaparecieron y fueron asesinadas en Argentina durante el gobierno de facto.

"Ha habido controversia sobre las políticas de Estados Unidos al inicio de esos días oscuros", dijo Obama durante una visita a un parque en Buenos Aires dedicado a las víctimas del gobierno de facto.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Barack Obama y Mauricio Macri pasearon por el parque que homenajea a las víctimas del terrorismo de Estado.

"Las democracias debemos tener el coraje de reconocer cuando no mantenemos los ideales que defendemos. Y nosotros tardamos demasiado en defender los derechos humanos", reconoció Obama, que llegó a Argentina tras un histórico viaje a Cuba.

Obama y Macri pasearon por el muro que sirve de momumento a las víctimas del terrorismo de Estado y en el que están inscritos 20.000 nombres.

Desclasificación de documentos

El presidente de Estados Unidos prometió la próxima desclasificación de los documentos militares y de inteligencia del país que supuestamente confirmarán el apoyo inicial de Washington al gobierno de facto.

Algunas asociaciones de víctimas criticaron el viaje de Obama, pero otros ciudadanos agradecieron el gesto de reconocimiento del presidente.

"Una sociedad requiere coraje para enfrentar las verdades más incómodas sobre las partes más oscuras de su pasado. Confrontar los crímenes cometidos por sus propios líderes, por su propia gente, puede ser frustrante y generar divisiones, pero es esencial para avanzar", dijo Obama.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Obama reconoció el esfuerzo de los familiares de las víctimas.

El presidente destacó a los familiares de las víctimas. "Ustedes han liderado los increíbles esfuerzos para que se responsabilicen a aquellos que perpetraron esos crímenes. Ustedes son los que harán que el pasado se recuerde y se cumpla con la promesa de 'Nunca Más'", afirmó.

El viaje de Obama es visto como un respaldo al cambio político que ha emprendido Macri, decidido a mejorar las relaciones con Estados Unidos tras los años de gobierno de Cristina Fernández.

Obama y su familia dejaron Buenos Aires y visitaron la ciudad de Bariloche antes de regresar a Washington.

Contenido relacionado