La polémica por las dos islas estratégicas que Egipto cedió a Arabia Saudita

Tiran island Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Tirán es la más grande de las dos islas cedidas a Arabia Saudita.

El rey saudita Salman bin Abdulaziz visitó recientemente Egipto rodeado de grandes honores y atenciones.

Esta inusual visita, durante la cual Salman habló en el parlamento y prometió ayuda e inversiones al país vecino, dejó un anuncio polémico.

El gobierno egipcio informó el sábado de que transfiere a Arabia Saudita la soberanía sobre Tirán y Sanafir, dos pequeñas islas en el Mar Rojo.

Aunque áridas y deshabitadas, las islas tienen una situación estratégica, en la desembocadura del Golfo de Aqaba, donde tanto Israel como Jordania cuentan con puertos importantes.

Tirán está a solo seis kilómetros del conocido resort egipcio de Sharm el-Sheikh y es una conocida destinación para hacer buceo.

El anuncio provocó críticas internas contra el presidente Abdel Fattah al Sisi por parte de figuras de la oposición y también en las redes sociales.

La decisión todavía debe ser aprobada por el parlamento, donde Al Sisi tiene mayoría.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz (izquierda), y el presidente de Egipto, Abdel Fattah Al Sisi, son aliados.

"Las islas están tan cerca de las costas de ambos países que la legislación internacional sobre fronteras marítimas no se puede aplicar", explicó el editor del servicio árabe de televisión de la BBC, Edgar Jallad.

Una medida "inconstitucional"

El ex candidato a presidente y único oponente a Al Sisi en las elecciones de 2014, Hamdeen Sabahy, pidió a ambos mandatarios que rescindan el acuerdo por suponer una violación de la Constitución y porque podría ser una fuente de tensión entre ambos países.

Las islas están tan cerca de las costas de ambos países que la legislación internacional sobre fronteras marítimas no se puede aplicar"

Edgar Jallad, editor del servicio árabe de la BBC

"Ni el Parlamento ni un referéndum pueden dar por buena una medida inconstitucional", escribió en su página de Facebook.

Las protestas llegaron a las calles de Cairo, donde 11 activistas fueron detenidos por mostrar su desacuerdo.

La cesión de las islas forma parte de un paquete de 16 acuerdos y memorándums firmados durante la visita de Salman.

El monarca saudita anunció también la construcción de un puente que unirá ambos países a través del Mar Rojo.

El portavoz del gobierno egipcio, Hossam al-Queish, dijo que la conclusión de que las dos islas son sauditas fue el resultado de 11 rondas de negociaciones durante seis años sobre fronteras marítimas, reportó la agencia AP.

En un comunicado del Ministerio de Exteriores, el gobierno egipcio afirmó que las islas son de propiedad saudita y desafió a quien pudiera rebartirlo a aportar los documentos respectivos.

Según Al Jazeera, el gobierno egipcio también afirmó que las islas cayeron bajo protección temporal de Egipto por petición de Abdul-Aziz, rey de Arabia Saudita en 1950.

Pero los críticos argumentan que un tratado firmado en 1906 entre Gran Bretaña y el Imperio Otomano que marcó la frontera entre Egipto y Arabia situaba las islas en territorio egipcio.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Tirán está a escasos kilómetros del resort egipcio Sharm el-Sheikh.

Las dos islas fueron ocupadas por Israel en 1967 durante la Guerra de los Seis Días, después de que el entonces presidente de Egipto, Gamal Abdel Naser, las usara para bloquear el paso de los barcos israelíes.

Tras la guerra, Israel controló ambas islas hasta la aplicación, en 1982, del tratado de paz.

"Las islas son vitales para Israel por la libertad de movimiento marítimo", explica Jallad.

El Estrecho de Tirán es el único punto de acceso de Israel al Mar Rojo a través del Golgo de Aqaba.

En la actualidad, la Fuerza Multinacional de Paz y Observadores (MFO por sus siglas en inglés) mantiene un puesto de observación en Tirán.

Un aliado crucial

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Soldados egipcios protegen la isla de Tirán en 1956.

Las críticas contra Al Sisi también alcanzaron las redes sociales.

El conocido humorista Bassem Youssef se mofó del acuerdo en un tuit sugiriendo que Al Sisi está vendiendo las islas al mejor postor.

En Facebook circuló un chiste que dice que la respuesta a la pregunta sobre si las islas son egipcias es que "si Morsi las vende, son egipcias; pero si las vende Al Sisi, son sauditas".

Morsi es el expresidente egipcio ahora condenado a muerte y que fue derrocado en julio de 2013 por el ejército liderado por Al Sisi, quien era entonces ministro de Defensa.

Arabia Saudita y otros países del Golfo han apoyado a Egipto con miles de millones de dólares desde que Al Sisi llegó al poder.

Arabia Saudita percibe a Egipto como un aliado crucial en sus esfuerzos para construir un bloque de países aliados sunitas, como contrapeso a la creciente influencia regional del chiita Irán.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Arabia Saudita ha brindado apoyo económico a Egipto.

La visita de Salman se produjo en un contexto de tensiones recientes en esa relación, causadas por la toma de posición más suave de Al Sisi con respecto al presidente sirio Bashar al-Assad, y las peticiones de Arabia Saudita de más apoyo de Cairo en su guerra contra los rebeldes en Yemen.

El anuncio de la construcción del puente fue calificado de Sisi como un "nuevo capítulo en el camino de la acción conjunta árabe".

Contenido relacionado