Brasil: suspenden a Eduardo Cunha, el polémico líder de Diputados que podía reemplazar a Rousseff

Eduardo Cunha, diputado brasileño apartado del Congreso por la justicia. Derechos de autor de la imagen ABr
Image caption Eduardo Cunha: apartado de la presidencia de Diputados por la justicia.

El líder de la cámara brasileña de Diputados, Eduardo Cunha, un polémico enemigo de la presidenta Dilma Rousseff que podía llegar a remplazarla después del vicepresidente, fue apartado de su banca en el Congreso por la justicia.

La decisión fue tomada por un ministro del Supremo Tribunal Federal y comunicada a Cunha en la mañana de este jueves, siguiendo un pedido del procurador general de la República.

El procurador Rodrigo Janot indicó en diciembre que Cunha, que enfrenta cargos de corrupción y lavado de dinero por la causa de sobornos en Petrobras, usó su cargo para "destruir pruebas, presionar testimonios, intimidar víctimas u obstruir las investigaciones".

Cunha impulsó el juicio político a Rousseff que Diputados autorizó en abril y se espera que sea abierto la semana próxima por el Senado, lo cual suspendería a la presidenta por hasta 180 días por presunta violación de una ley de responsabilidad fiscal.

Derechos de autor de la imagen
Image caption La presidenta brasileña Dilma Rousseff está a punto de ser suspendida.

En caso de que Rousseff resulte removida del cargo sería reemplazada por el vicepresidente Michel Temer y Cunha habría sido el siguiente en la línea sucesoria de la Presidencia, por ser líder de Diputados.

Pero esa posibilidad quedaría eliminada con la salida de Cunha del Congreso ordenada por el ministro del Supremo, Teori Zavascki, mediante una decisión provisoria y que puede ser ratificada o rechazada por el pleno de la Corte este mismo jueves.

Zavascki indicó en su decisión que Cunha "no se califica para el encargo de sustitución de la Presidencia de la República, ya que figura en la condición de reo".

Por otra parte, un tribunal electoral de São Paulo condenó al vicepresidente Temer por superar los limites de donaciones de dinero para campañas, lo que le impedirá postularse a cargos electivos por ocho años aunque aun podría reemplazar a Rousseff si fuera removida.

Rousseff ha acusado a Temer y Cunha, ambos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de conspirar para derrocarla y acabar con 13 años de gobiernos del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

Derechos de autor de la imagen Ag. Brasil
Image caption Rousseff ha acusado a Cunha de conspirar para derrocarla.

Según medios brasileños, quien asumiría ahora la presidencia de Diputados es Waldir Maranhão, un congresista aliado de Cunha que también es investigado por el escándalo de sobornos en la petrolera estatal Petrobras.

Hasta la publicación de esta noticia Cunha, no se había manifestado públicamente sobre la decisión de Zavascki.

Contenido relacionado