Por qué las mujeres saben correr mejor que los hombres

Mujeres maratones Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Tomomi Tanaka celebra haber llegado a la meta en la maratón de Nagoya de 2016, en Japón.

Desde 2008 hasta 2014, el investigador danés Jens Jakob Andersen analizó los datos de 131 maratones y los resultados de cerca de 1,8 millones de corredores para llegar a una conclusión.

Y esa conclusión fue: la carrera de 42 kilómetros que viene disputándose desde la Antigua Grecia para nada favorece a los hombres.

"Las mujeres mejoran su desempeño en un 18,61% en comparación con los hombres a la hora de correr en un circuito controlado y consistente", señaló el informe publicado este mes por el investigador danés.

"El estudio inició porque queríamos saber cómo era el desempeño de los atletas en las maratones y también observar las diferencias de ambos sexos dentro de este tipo de competencias", agregó.

Las razones pueden resumirse en varios aspectos, según el análisis. Uno es el ego. Otro, la ganas de mejorar.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Las mujeres se han convertido en una poderosa atracción para las carreras de largo aliento.

"Creo que se debe a que nosotros, los hombres, tendemos a idealizar lo buenos que somos, mientras que las mujeres son conscientes de sus 'limitaciones' físicas y utilizan mucho mejor la cabeza para mejorar su rendimiento", le explicó Andersen al diario The Washington Post.

En la muestra de la investigación, un 68,89% eran hombres y un 31,5% eran mujeres. El resto de las personas no quiso entregar su información sobre su sexo.

¿Qué se analizó ?

Para llegar a sus conclusiones Andersen tomó la siguiente información de cada una de las 131 maratones a las que asistió durante un lapso de cinco años.

Cada corredor fue categorizado por sexo, país, posición, resultado final y año. Los valores atípicos (exceso de tiempo en la carrera y algunos récords) fueron excluidos del estudio.

A partir de allí, Andersen pudo comprobar que las mujeres optimizaban sus resultados y que al final de ese proceso de cinco años, habían logrado mejorar sus marcas.

"Lo que encontramos es que, a pesar de que los hombres corren más rápido, por simple genética, las mujeres saben aprovechar sus recursos físicos y desarrollan más avances en su desempeño que los hombres", señaló Andersen.

Y llegó a la conclusión de que las competidoras femeninas comienzan más lento las carreras de largo aliento para administrar su resistencia, cosa que los hombres hacen en mucho menor medida.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La atleta keniata Jemima Jelagat Sumgong celebra su victoria en la pasada maratón de Londres.

Pero no solo eso: "Las mujeres no solo corren mejor, sino que quieren correr más. Durante el desarrollo del análisis, aumentó en casi un 50% el número de mujeres que se inscribió en las carreras", anotó.

Inspiración y motivos

De acuerdo a este análisis y a otro estudio de la Universidad de California publicado en 2014, el avance de las mujeres dentro del atletismo podría cerrar la brecha entre ambos géneros en algunos años.

El estudio señala que, de continuar el avance de las mujeres, es posible que para el año 2050 hayan igualado las marcas de los hombres en las pruebas atléticas de fondo.

Pruebas que hasta hace algunos años eran prohibidas para las atletas.

Basta recordar la emblemática fotografía de Kathrine Switzer, la primera mujer que corrió la maratón de Boston de 1967, intentando ser retirada por varios hombres que estaban en el público, porque su participación no estaba permitida.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El keniata Eliud Kipchoge pasó de ganar medallas olímpicas en los 5.000 metros a ganar las maratones de Berlín y Londres.

"En mi caso es difícil hablar si es así o no. Lo cierto es que las diferencias sí se han reducido", le dijo a BBC Mundo la atleta colombiana Carolina Tabares, del equipo Porvenir.

Tabares es atleta de fondo y ha corrido en varias competencias internacionales donde ha visto el avance femenino.

"Puede ser la motivación. Lo que sí es cierto es que ya se ve cómo las mujeres en las carreras igualamos las marcas de los hombres, cuando evidentemente ellos corren más rápido", dijo Tabares.

Lo que hay que aprender

Pero más allá de que el informe estadístico favorece a las mujeres, no deja de ser una buena manera de aprender para los atletas masculinos.

Derechos de autor de la imagen Thinkstock
Image caption La investigación también encontró que más mujeres se están inscribiendo en las carreras de largo aliento como maratones y media maratón.

Para Andersen hay cinco cosas que pueden servir para optimizar el rendimiento en las carreras de fondo como las maratones:

Comenzar un poco más lento de lo que naturalmente se hace.

• No dejarse llevar por la excitación de la multitud y del público presente.

• Evitar la competencia con otros, sino buscar propios tiempos y objetivos que no involucren otros competidores.

• Si en medio de la carrera no se están cumpliendo los objetivos, evitar quemar las reservas para nivelar lo perdido. En el tramo final ese aire es fundamental.

"Hay que entrenar mucho, pero es verdad que se necesita utilizar la cabeza para alcanzar las marcas que uno desea", concluyó Tabares.

Temas relacionados

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.