Qué busca el "Gran Acuífero Maya", la mayor investigación subacuática que México ha hecho de esa cultura

Cráneo descubierto en el proyecto Gran Acuífero Maya
Image caption Bajo el subsuelo de la Península de Yucatán se realiza la mayor exploracion subacuática de la historia en México.

Bajo la península de Yucatán, en el sureste de México, hay un extenso sistema de cuevas, cavidades y ríos subterráneos que abastecen de agua dulce a millones de personas.

Es una red de la que poco se conoce.

Image caption El proyecto Gran Acuífero Maya inició hace unos días y concluirá en cinco años.

Hasta ahora las investigaciones se han realizado en algunos cenotes, nombre con el que los antiguos mayas llamaron a los depósitos de agua.

Pero ahora un grupo de especialistas inició una exploración de lo que se conoce como el Gran Acuífero Maya, que representa la investigación en su tipo más grande en la historia del país.

Image caption Los exploradores hacen un registro de los vestigios paleontológicos en el sistema de ríos subterráneos.

El objetivo, según le dice a BBC Mundo el jefe del proyecto, Guillermo de Anda Alanís, es conocer lo que existe en el subsuelo de los estados que componen la península: Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

"El componente fundamental es conocer el estado del agua en diferentes zonas vitales y entender lo que sucede", explica.

Image caption El objetivo, dice Guillermo de Anda, es conocer la realidad del acuífero para aprovecharlo de manera sustentable.

"No sabemos cuál es estado real de todo esto, el nivel o no de contaminación o el impacto social que pueden tener".

Detalles

La investigación se realizará en ocho zonas distintas de los estados en la Península.

Image caption "Hay una gran cantidad de materiales arqueológicos muy antiguos, de la edad del hielo", dice Guillermo de Anda.

El equipo buceará por las corrientes subterráneas y con equipo especial tomará imágenesde los vestigios que se encuentren, y que formarán parte de un museo virtual del acuífero.

Además, explica el arqueólogo de Guillermo de Anda, se analizará la calidad del agua en varias partes.

Image caption El proyecto registra vestigios arqueológicos sin necesidad de moverlos de su sitio.

"Tenemos noticias muy alarmantes sobre elementos tóxicos y hasta cancerígenos. No sabemos hasta que punto es exacto", explica.

En etapas futuras se pretende incluso utilizar un robot que ayude en la investigación, sobre todo en cavidades donde no puede ingresar un ser humano.

Image caption Hasta ahora las exploraciones del Acuífero "se quedan en la orilla, desde afuera se hacen los muestreos", dice Guillermo de Anda.

La información permitirá elaborar una estrategia oficial para preservar el acuífero y donde sea necesario aplicar acciones de rehabilitación.

"Hay una gran presión de crecimiento urbano y turístico. Los sitios cada vez son más afectados. Es el momento de parar esta tendencia y de alguna manera tengamos una excelente forma de sanearlo".

Image caption En la Península de Yucatán hay unos 6.000 cenotes, la mayoría inexplorados.

Y existe, además, la posibilidad de adentrarse en una parte desconocida en la historia de lo que también se conoce como "el inframundo" maya.

En sus recorridos por aguas subterráneas, el grupo encontró sitios a donde ningún ser humano había llegado desde hace miles de años.

Image caption "Entramos directamente a las entrañas del acuífero", dice el jefe del proyecto.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.