Ni "light" ni "anti-age": la campaña de la Real Academia Española para acabar con los anglicismos

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La presencia de anglicismos es más común de lo que uno a veces percibe.

Quizás más de una vez has usado la palabra en inglés light en lugar de "ligera o dietética" para pedir una gaseosa en un restaurante. O en vez de decir "crema contra las arrugas", le llamas anti-age.

Esas dos expresiones forman parte de un amplio repertorio de anglicismos reunido por la Real Academia Española (RAE) y la Academia de la Publicidad en España.

Juntos quieren "luchar" para dejes de usar anglicismos para cualquier término que tenga su versión en español.

Para la Academia de la Publicidad, es este mismo sector el que lleva parte de la responsabilidad del abuso del inglés en campañas dirigidas a un público que habla español.

Derechos de autor de la imagen Youtube Agencia GREY y RAE
Image caption "Target", "packaging" y "engagement" son algunos de los anglicismos dentro del lenguaje publicitario que el video resaltó.

Con la intención de hacer visible esta tendencia de los especialistas en mercadeo, ambas instituciones lanzaron este jueves una campaña llamada "Lengua madre solo hay una", en la que intentaron demostrar que hay unos cuantos "hipnotizados por los anglicismos".

El perfume que huele a cerdo

Con la ayuda de la agencia española Grey, realizaron una campaña de publicidad falsa por televisión en la que promocionaban una fragancia para mujer y unas gafas de sol para hombre.

Ambos anuncios estaban plagados de anglicismos, que hacían "sonar bien" algo muy poco atractivo.

El perfume, por ejemplo, se llamaba Swine, que en español significa "cerdo".

Derechos de autor de la imagen Facebook RAE
Image caption Además del lanzamiento de la campaña para luchar contra el uso de anglicismos en la publicidad, la RAE y la Academia de la Publicidad debatieron sobre la "invasión del inglés" en el español.

Y en el comercial de las gafas de sol, se resaltaba su blind effect. Es decir, que dejaba ciego al consumidor.

Según el video, muchos atendieron al llamado publicitario y pidieron muestras gratis de los productos por internet.

Más tarde se enteraron de que los anglicismos en realidad no resaltaban cualidades, sino defectos de los productos.

¿No hay escape?

Además del lanzamiento de la campaña, la RAE y la Academia de la Publicidad realizaron el mismo jueves un debate sobre la presencia del español en los anuncios comerciales.

Derechos de autor de la imagen Other
Image caption BBC Mundo identificó varios anglicismos dentro del propio portal web de la Academia de la Publicidad.

El publicista español Miguel Ángel Furones señaló que es "imposible frenar la invasión del inglés" al intervenir en la discusión.

Y parece que tiene algo de razón, pues BBC Mundo identificó varios anglicismos dentro del propio portal web de la Academia de la Publicidad.

Un ejemplo es la expresión Show me the money ("Muéstrame el dinero", en español) para invitar a los publicistas a unirse a la Academia.

Y más abajo, aparece un anuncio publicitario con las palabras Shopper trends, que en español quieren decir "tendencias en compras".

Sobre la "invasión del inglés" de la que hablaron en el debate, el periodista y escritor Álex Grijelmo afirmó: "No hay solución a corto plazo".

Temas relacionados

Contenido relacionado