Luis Almagro invoca la Carta Democrática de la OEA para convocar a reunión "urgente" sobre Venezuela

El Luis Almagro Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption El secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha escrito un informe sobre la situación actual en Venezuela.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, invocó este martes la Carta Democrática del organismo para Venezuela, lo que abre un proceso que puede llevar a la suspensión del país del organismo.

"Conforme con el capítulo 20 invoco la Carta Democrática Interamericana", escribió Almagro en su cuenta de Twitter.

Este primer paso llevaría a una sesión urgente de los 34 Estados miembros de la OEA entre el 10 y el 20 de junio de 2016.

Si dos tercios de los países llegasen a estar de acuerdo con los planteamientos del Secretario General, el país podría ser suspendido del organismo regional.

"Este procedimiento deberá atender la 'alteración del orden constitucional' y como la misma afecta 'el orden democrático' de la República Bolivariana de Venezuela", se lee en un informe de 132 páginas publicado este martes.

Almagro explicó en este documento sus razones para invocar el artículo 20 de la carta para "promover la normalización de la institucionalidad democrática en Venezuela".

Dicho artículo establece que el secretario general "podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Maduro acusa a Almagro de ser un agente de la CIA.

"Si las gestiones diplomáticas resultaren infructuosas o si la urgencia del caso lo aconsejare, el Consejo Permanente convocará de inmediato a un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para que esta adopte las decisiones que estime apropiadas", agrega.

El embajador de Venezuela ante la OEA, Bernardo Álvarez, le dijo este martes al diario venezolano El Universal que la decisión de Almagro era "inaceptable e ilegal".

Manifestó también que la Carta solo puede aplicarse cuando "un Estado lo pide o autoriza a otros Estados" o cuando "no hay Gobierno legítimo tras un golpe de Estado".

Por su parte, el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció este miércoles que enjuiciará a la cúpula de la Asamblea Nacional, formada por opositores, por solicitar a la OEA que active la Carta Democrática.

Maduro señaló que el opositor Henry Ramos Allup, como presidente de la Asamblea Nacional, "ha llamado a una intervención extranjera en los asuntos internos de Venezuela, y ha pretendido, arrogarse las relaciones internacionales del país que son exclusividad constitucional del jefe de Estado".

El jefe de Estado venezolano añadió que quiere hacer "un juicio histórico que se transmita en todo el país".

Ramos Allup celebró este martes la decisión del secretario general de la OEA y expresó que los opositores han pedido al organismo que se les permita exponer ante el Consejo Permanente "cuál es la situación de Venezuela".

Carta Democrática

La Carta Democrática Interamericana vio la luz en 2001 para atender las necesidades democráticas de los Estados miembros de la OEA.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El líder opositor Henry Ramos ha pedido a la OEA que se les permita exponer ante el Consejo Permanente "cuál es la situación de Venezuela".

Un año después de su creación, en 2002, fue invocada por primera vez, cuando el presidente venezolano Hugo Chávez fue sacado brevemente del poder.

En 2009 también se utilizó para condenar el golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya en Honduras, y la convocatoria acabó en la suspensión del país del organismo.

Ahora, tras la invocación de Almagro, el Consejo Permanente tendrá que estudiar los argumentos presentados por el secretario en el documento hecho público este martes.

Tensiones previas

Las relaciones entre Nicolás Maduro y el secretario de la OEA empezaron a deteriorarse abiertamente en octubre de 2015 cuando Almagro recibió en el organismo a las esposas de los líderes opositores venezolanos encarcelados Leopoldo López, Antonio Ledezma y Daniel Ceballos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Las relaciones entre Nicolás Maduro y Luis Almagro empezaron a deteriorarse abiertamente en octubre de 2015, cuando el secretario recibió en la OEA a las esposas de líderes opositores.

Luego, en noviembre, Almagro envió una carta al Consejo Nacional Electoral de Venezuela expresando su preocupación sobre la organización de las elecciones parlamentarias de diciembre.

A mediados de este mes, el secretario dirigió una carta abierta al presidente venezolano en la que, en términos muy duros, negaba ser agente de la CIA o un traidor, como había asegurado Maduro en una rueda de prensa con medios internacionales.

El mandatario venezolano se refirió al excanciller uruguayo como un "traidor desde hace tiempo".

Temas relacionados

Contenido relacionado