El estrambótico acto inaugural del túnel de San Gotardo, el más largo del mundo

La ceremonia de inauguración este miércoles del túnel de San Gotardo, el más largo del mundo, fue, cuanto menos, rocambolesca. Te mostramos algunas imágenes de lo que sucedió. No siempre logramos comprender su significado.

Pie de foto,

Tardaron 17 años en terminar de construir el túnel de San Gotardo, en Suiza, de más de 57 kilómetros. El proceso fue arduo y también trágico. Esta mujer con el torso desnudo y vestida con unas alas enormes volaba sobre los actores, recordando a los nueve obreros que perdieron la vida en las obras.

Pie de foto,

El íbice, la cabra salvaje de los Alpes, tuvo un papel protagonista en la extravagante inauguración del túnel, que trató de escenificar diversos aspectos de la cultura y sociedad locales. Aunque no lo representaron de una manera precisamente tradicional.

Pie de foto,

Hasta los actores, semidesnudos, parecían desorientados. La extraña ceremonia fue obra del director alemán Volker Hesse, cuyos trabajos más famosos fueron representados en Suiza.

Pie de foto,

Varias camionetas de leche desfilaron durante el evento. Y en medio de todo esto, un actor se sentó, con mirada desconcertada, mientras comía un sándwich.

Pie de foto,

Los "humanos-cabras" se movían en el escenario, lleno de color, para el asombro de parte de los asistentes, que tomaban fotos estupefactos con sus celulares.

Pie de foto,

En un momento dado, algunos actores semidesnudos rodaban por el escenario. Mientras otros, vestidos como trabajadores de la construcción, se colgaban del techo haciendo piruetas artísticas.

Pie de foto,

Líderes políticos de Francia, Alemania e Italia asistieron al evento. Puede que muchos se quedaran tan "colgados" como el actor de esta imagen.

Pie de foto,

Durante la representación teatral, unos "trabajaban" en las estructuras y otros ejecutaban curiosos movimientos y bailes. Más de 600 actores participaron en la ceremonia.

Pie de foto,

No pudimos descifrar el significado de este atuendo. ¿Te atreves a hacerlo tú mismo?