La amenaza que se cierne sobre el café

¿Sabrá peor a medida que se caliente el planeta?

Amantes de la bebida podrían pagar más por un café con peor sabor por la reducción de tierras disponibles para el cultivo del grano, debido al calentamiento climático, dicen científicos del Real Jardín Botánico de Kew, en Londres.

La producción de café en Etiopía, la cuna del excelso grano arábico y el mayor exportador de África, podría estar en riesgo serio durante el próximo siglo si no se actúa, de acuerdo a un informe recientemente publicado.

"En Etiopía y realmente en todo el mundo, si no hacemos algo habrá menos café y probablemente sabrá peor y costará más", dijo a la BBC el doctor Aaron Davis, investigador del café de Kew y uno de los autores del informe.

¿Desaparecerá el café?

El consumo se ha duplicado en los últimos 35 años...

large coffee cup
large coffee cup

4.900 millones de kilos

1980

9.500 millones de kilos

2016

La producción es susceptible al clima extremo...

Miles de millones de kilos

coffee_chart

10

8

6

4

2

0

1980

2016

Debido al cambio climático, se espera que las áreas de cultivo de café se reduzcan

Proporción actual de áreas adecuadas para el cultivo de café de la especie arábiga para 2050.

Niveles actuales

48%América Central

60%Brasil

70%Sudeste asiático

Fuente: Organización Internacional del Café, Christian Bunn (Climate Change Journal)

Se pronostica que el consumo sobrepase la producción por tercer año consecutivo, según cifras de la Organización Internacional del Café (OIC). Por ahora, las reservas acumuladas durante épocas de alta producción han evitado la escasez de café o el alza de precios.

Pero, como los exportadores han tenido que recurrir a esos suministros, sus niveles de acopio de café están bajos, señala la OIC. Al margen de las preocupaciones a largo plazo sobre el cambio climático, el temor inicial por el clima en Brasil y Vietnam, los mayores productores de café en el mundo, han amainado. Aunque todavía se teme que cualquier imprevisto meteorológico en los próximos meses pueda significar una escasez del grano a corto plazo.

Sin embargo, son las perspectivas a largo plazo lo que más preocupa tanto a los cultivadores como a los consumidores de café.

Como dice Tim Schilling, director del Instituto Mundial para la Investigación del Café, una organización financiada por la industria global del café, "la oferta de café de alta calidad está severamente amenazada por el cambio climático, las enfermedades y las plagas, la presión sobre los recursos de la tierra y la escasez de mano de obra. Sin embargo la demanda de esta clase de café está aumentando todos los años".

"El resultado lógico es que tengan que subir los precios", añade.

Agricultor etíope recolectando granos de café

Etiopía: El hogar del café

Las actuales zonas de cultivo de café en Etiopía podrían disminuir hasta 60% frente a un incremento de temperatura de 4ºC para finales de siglo, pronosticó el estudio realizado por el Real Jardín Botánico de Kew y sus colaboradores en Etiopía.

El incremento de 4ºC está basado en un escenario en el que la emisión de gases invernadero se mantenga alta desde ahora hasta 2100. Ese es uno de los pronósticos de alto grado de emisiones de gases invernadero emitidos por el Panel Internacional sobre Cambio Climático (IPCC).

Sin embargo, incluso si el análisis se hace con un escenario de cambio climático más conservador, las actuales zonas cafeteras en Etiopía todavía se reducirían 55%, afirma Kew.

"Una política de seguir tal cual sería desastroza a largo plazo para la economía del café en Etiopía", dice Justin Moat, otro de los autores del documento de Kew.

No puedo mantener a mi familia Jamal Kasim, cultivador de café etíope

Cómo podría cambiar la producción de café en Etiopía

Mapas que muestran el cambio en las tierras idóneas para el cultivo de café en Etiopía basados en información de investigaciones del Real Jardín Botánico de Kew.

Pero Davis quiere enfatizar que el panorama no es completamente sombrío. El traslado de las zonas de cultivo combinado con la conservación de los bosques y la replantación, podrían permitir aumentar las áreas adecuadas para el cultivo, según investigadores del Real Jardín Botánico de Kew.

"Se podrían mitigar algunos de los efectos negativos y aumentar las áreas de cultivo en cuatro veces y media en comparación con mantener el statu quo", dice Davis.

La reproducción de este contenido no es compatible con su dispositivo
"El bosque se está transformando en un desierto" La vida de un agricultor de café en el este de Etiopía

Imágenes y entrevistas recopiladas a comienzos de 2016 en el este de Etiopía. Partes del país continúan enfrentando sequías, con 7,7 millones de personas requiriendo asistencia alimentaria.

El café representa una fuente de ingresos para cerca de 15 millones de etíopes (el 16% de la población).

Agricultores en el este del país, donde el calentamiento climático ya está teniendo un impacto en la producción, han enfrentado dificultades en años recientes y ahora muchos informan de cosechas fallidas como resultado de la prolongada sequía.

En los 10 años que ha estado plantando café, Jamal Kasim ha visto cambios significativos en sus cosechas.

"En los primeros años daban muchos frutos, pero ahora están secos. No puedo mantener a mi familia", dice.

Granos de café secándose

Brasil: El mayor productor de café del mundo

Etiopía no es el único país que podría llegar a tener problemas en su producción de café. Investigaciones publicadas por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), un panel de expertos respaldado por Naciones Unidas, presenta un panorama similar para Brasil.

Durante los últimos 3 años hemos tenido lluvias por debajo del promedio y los cultivos están sufriendo. Inacio Brioschi, cultivador de café

Un incremento de 3ºC en la temperatura y un aumento del 15% en las precipitaciones lluviosas comparadas con los niveles preindustriales en dos de los principales estados productores de café, Minas Gerais y Sao Paulo, podrían ver disminuir el área potencial de producción de un 70-75% a un 25%.

Mapa que muestra cómo el impacto de la sequía en Brasil afectó las principales zonas cafeteras del país.

En los últimos dos años, la peor sequía en Brasil hasta el momento registrada golpeó muy duramente a las mayores zonas de cultivo de café. La producción de café en el estado de Minas Gerais, donde se cultiva más de la mitad del café de Brasil, cayó en cerca de un 20% en relación a las cosechas de 2013.

La producción del grano de café Arábica, de mayor calidad, quedó afectada en el año entre julio de 2014 y junio de 2015. Prolongados lapsos de sequía combinados con altas temperaturas en el estado de Espirito Santo, en los dos años subsiguientes, resultaron en menores cosechas del grano de café Robusta (Coffea Canéphora) más amargo.

E incluso ahora, por toda la región, las represas usadas por los agricultores para regar sus cultivos están secas. Las autoridades estatales prohibieron o restringieron la irrigación en varias localidades durante períodos de sequía extrema, mientras sigue la construcción de más represas para asegurar mayor eficiencia en el almacenamiento de agua durante la época de lluvias.

Agosto de 2014

Imagen satelital de la represa Jaguari, en Brasil, en 2014, mostrando el efecto de la sequía

Agosto de 2013

Imagen satelital de la represa Jaguari, en Brasil, 2013

Imágenes satelitales muestran el cambio en los niveles de agua en la reserva de Jaguarí, en Sao Paulo, Brasil, tras la sequía de 2014. Imágenes del Observatorio de la NASA, tomadas por Landsat

"En los últimos cuatro años, hemos tenido lluvias por debajo del promedio, y las cosechas están sufriendo", dice Inacio Brioschi, un cultivador de café de Espírito Santo.

Brioschi perdió la mitad de su cultivo en 2016 y vaticina que la producción disminuirá 60% del promedio este año.

La reproducción de este contenido no es compatible con su dispositivo
"No hay nada para recoger" La lucha contra la sequía en Brasil

Imágenes y entrevistas recopiladas a comienzos de 2016 en el estado de Espirito Santo, Brasil. La BBC habló otra vez con los mismo caficultores en mayo de 2017 y reportaron que la situación se empeoró este año.

Una sequía única no puede atribuirse al cambio climático, enfatiza Peter Baker, de la Iniciativa para el Café y el Clima, un organismo fnanciado en parte por la industria del café. No obstante, estos eventos climáticos extremos constituyen un desafío importante para la industria del café.

"No sólo es el hecho de que las temperaturas están aumentando constantamente. Estos eventos climáticos grandes que pueden durar por meses son muy dañinos", dice Baker.

Los estudios con modelos climáticos apoyan la idea de que las temperaturas extremas están aumentando por el cambio climático, según Richard Betts, director de investigación sobre impactos climáticos del Centro Haddley de la Met Office de Reino Unido.

Las sequías combinadas con elevadas temperaturas en general significa que los eventos meteorológicos tienen mayor impacto, dice.

"Con el aumento de temperaturas en todo el globo, es justo decir que, cuando hay sequías, sus efectos suelen ser más intensos debido a que el calentamiento genera más evaporación y seca más la tierra", señala Betts.

Plantaciones de café en Jaguaré, estado de Espírito Santo en Brasil

¿Puede la tecnología salvar al café?

Mientras el tiempo severo impacta a los caficultores en Etiopía y Brasil y los científicos pronostican una reducción en las zonas donde el café de alta calidad puede cultivarse, varios países productores de café están registrando cosechas récord. El doctor Baker cree que la razón se debe a la deforestación.

"En casi todos los países donde la producción de café se está expandiendo, esto se debe a que la deforestación está abriendo espacios para nuevos cultivos de café", explica Baker. "Esto, aparte de Brasil, donde los avances tecnológicos pueden explicar el aumento de la productividad", añade.

A largo plazo, la tecnología puede jugar un rol incluso más importante para garantizar el futuro del café.

En 2014, se publicó la secuencia completa del genoma de la especie de café Arábica a fin de acelerar el proceso para seleccionar plantas que puedan tolerar condiciones más cálidas.

Además, el Instituto Mundial para la Investigación del Café está trabajando en un programa de cultivos para "recrear" el café Arábica con "mejores cultivos" para aumentar su diversidad y hacerlo así más resistente al cambio climático.

Pero esto no es algo que pasará de la noche a la mañana y, para entonces, los amantes de la cafeína podrían verse enfrentados a un aumento de precios y una disminución en la calidad en sus cafeterías preferidas.


Créditos

Diseñado por Tom Nurse y James Offer. Desarrollado por Steven Connor y Becky Rush. Imágenes y video:Colin Cosier y Rafael Barifouse. Producción adicional de video: Joe Inwood y Vladimir Hernández. Escrito y producido por Nassos Stylianou y John Walton. Imagen superior por Getty. Imágenes satelitales de Brasil son del Observatorio Terrestre de la NASA, tomadas por Landsat.

Compartir