Protestan en Seúl contra sucesión dinástica en Corea del Norte

El inicio del congreso extraordinario del gobernante Partido de los Trabajadores de Corea del Norte -en el que se espera que el líder norcoreano Kim Jong-il confirme a su hijo menor como su sucesor- motivó manifestaciones de repudio en Seúl, la capital de Corea del Sur.

Antes del inicio del congreso –que se había celebrado por última vez en 1980- se anunció que Kim Jong-un había sido ascendido al rango de general del ejército de Corea del Norte.

Y se espera que a ese nombramiento se le sume un puesto de alto rango en el partido, confirmando así la naturaleza dinástica del actual régimen norcoreano.