Guatemala aprueba legislación que permitirá restaurar la pena de muerte

El Congreso de Guatemala aprobó la reactivación de la figura de indulto presidencial, una medida que da al presidente la potestad de otorgar o negar el perdón a los reos que condenados a pena de muerte.

Desde el año 2000 no se aplica dicha pena pues no estaba vigente la figura del veto presidencial, instancia necesaria para que los presos puedan apelar la decisión.

En 2005, la Corte Interamericana de Derechos Humanos le advirtió al gobierno de Guatemala que no podía seguir aplicando la pena de muerte mientras careciera de legislación sobre indultos presidenciales.

La decisión ya ha generado el rechazo de organizaciones pro derechos humanos, como Amnistía Internacional. Pero varios partidos políticos guatemaltecos apoyan la pena capital, como una respuesta a la violencia ejercida por las bandas criminales o maras.

La ley entraría en vigencia el 15 de enero de 2012, un día después de que el actual presidente Álvaro Colom deje el cargo.