Hungría: El vertido de barro rojo alcanza el Danubio

Los fluidos tóxicos del vertido del barro rojo alcanzaron finalmente el Danubio, según confirmó el jefe local de la unidad de desastres, Tibor Dobson.

El barro rojo tóxico alcanzó la llamada ramificación Mosoni, situada a diez kilómetros del principal caudal del río, cerca de las fronteras con Eslovaquia y Austria.

Se teme que este vertido pueda poner en peligro todo el ecosistema de uno de los ríos más grandes que atraviesa Europa.

A las 9:27 hora local los niveles de toxicidad todavía se encontraban a pH9,3 por encima de los pH8 considerados como seguros. El vertido ya había acabado con la vida de decenas de peces al entrar en contacto con otros afluentes del Danubio.

El vertido de barro rojo se produjo tras la ruptura de un dique con residuos de aluminio este martes y ha causado la muerte de cuatro personas y más de 130 heridos.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, declaró que "no se puede vivir" en la zona de desastre.