Hungría: suben a cinco los muertos por el vertido tóxico

El vertido tóxico que ya afecta al río Danubio en el oeste de Hungría se ha cobrado ya cinco víctimas mortales.

El último en perder la vida por culpa de la rotura de una presa en una fábrica de aluminio y el derrame de "barro rojo" es un hombre de 81 años.

Fuentes oficiales elevan la cifra de heridos a 150. La mayoría sufre quemaduras por el contacto con la sustancia derramada.

Las autoridades también redujeron la estimación del barro vertido a 700.00 metros cúbicos.