Dos nuevos países: Curazao y San Martín

Las antiguas colonias holandesas del Caribe, Curazao y San Martín, se convirtieron en países autónomos dentro del Reino de los Países Bajos.

Otras tres islas más pequeñas, Bonaire, Saba y San Eustaquio, obtuvieron la categoría de municipios holandeses.

El nuevo acuerdo constitucional significa la disolución de las Antillas Holandesas, una serie de islas que formaban una parte autónoma del reino.

El gobierno holandés seguirá siendo responsable de la defensa y la política exterior en los nuevos países.

Otra isla, Aruba, se convirtió en un país autónomo en 1986. Los cambios fueron aprobados por una mayoría de votantes en referendos celebrados en los últimos años.