Húngaros se preparan para una nueva evacuación

La policía húngara le dijo a otros 5.000 vecinos del área afectada por el derrame tóxico del lunes pasado que se prepararan para una posible evacuación.

Ahora son los residentes del poblado de Devecser los que deben empacar una única maleta y estar listos para abandonar sus hogares a la primera señal.

La orden sigue a la advertencia hecha el sábado por el primer ministro, Victor Orban, sobre el posible derrumbe de la pared norte de la represa de desechos de la planta de alúmina causante del desastre.

Las autoridades trabajan en la construcción de un nuevo muro, cerca de la represa, para frenar parcialmente la ola de lodo tóxico que se produciría en caso de que la pared colapse.