Derrame "bajo control" tras choque de barcos

El choque de un barco cisterna y un carguero frente a las costas de Holanda originó un vertido de queroseno que "fue controlado con rapidez", de acuerdo con la guardia costera holandesa.

Según la misma fuente, el derrame fue "moderado" y no implicó ningún peligro para el medio ambiente.

El accidente ocurrió a unos 30 kilómetros de las costas de la localidad holandesa de Scheveningen, en el suroeste del país, y no ocasionó heridos.

Según la agencia de noticias EFE, que cita fuentes de la Marina Mercante de Grecia, los barcos involucrados en la colisión son el petrolero griego Mindoro, con bandera de las islas Marshall, y el carguero Jork Ranger, de bandera chipriota.