La tormenta Paula causa destrozos en Cuba y deja a La Habana casi a oscuras

El paso de la tormenta tropical Paula, que fue degradada de su categoría de huracán el jueves, causó importantes destrozos de infraestructura a su paso por La Habana, sumiendo amplias zonas de la ciudad en la oscuridad.

Paula trajo consigo fuertes vientos y lluvias que causaron inundaciones en partes de la ciudad y produjo la caída de postes y árboles además de numerosos cortes de electricidad en toda la ciudad. De momento no se han producido desplomes de edificios.

Aunque había perdido intensidad en la tarde de jueves, al ser rebajada de huracán a tormenta, el paso de Paula por Cuba dejó más daños de los esperados.

Las previsiones hablaban de entre 2,5 y 5 centímetros de lluvia, pero en realidad dejó hasta 25 centímetros en algunas zonas de la capital cubana.

Según el Instituto Meteorológico (INSMET) cubano, Paula pasó por La Habana con vientos máximos sostenidos de entre 100 y 105 kilómetros por hora.