"Ruanda debe permitirle a la oposición que funcione"

El grupo de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch le hizo un llamado al gobierno de Ruanda para que le permita a la oposición llevar adelante sus actividades legítimas.

El llamado se produjo luego del arresto de la principal líder de la oposición, Victoire Ingabire, quien fue acusada de conspiración para formar un grupo terrorista.

La oposición niega las acusaciones y dice que Ingabire está siendo perseguida por criticar al gobierno ruandés.

Otro líder opositor, Bernard Ntaganda, tuvo que ser trasladado a un hospital, una semana después de haber iniciado una huelga de hambre.