EE.UU. / Venezuela: choque verbal por planta nuclear

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, calificó el viernes de "insolente" la afirmación de EE.UU. de que vigilará "muy de cerca" un acuerdo para la construcción de una planta nuclear en Venezuela en la que invertirá Rusia, y reiteró que su país tiene derecho a desarrollar esa energía con fines pacíficos.

Una nota de prensa de la cancillería venezolana informó que Maduro ofreció esas declaraciones en Bielorrusia, donde se encuentra en el marco de la gira internacional que cumple el presidente venezolano, Hugo Chávez.

Refiriéndose a las declaraciones del portavoz estadounidense Philip Crowley, Maduro le recomendó "morderse la lengua", debido a que EE.UU. es "el único" país que "ha utilizado la energía nuclear para destruir a otros en el mundo".