Pentágono dice que gays podrán solicitar ingreso a fuerzas armadas en EE.UU.

El Pentágono anunció que aceptará solicitudes de ingreso a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos de parte de personas que se declaren homosexuales, algo prohibido por una ley de 1993 que fue declarada inconstitucional en un reciente fallo judicial.

El anuncio se produjo después de que la juez federal Virginia Phillips ordenara hace unos días al ejército de EE.UU. que dejase de aplicar la ley conocida como 'Don't Ask Don't Tell' (no preguntes, no digas), por considerarla inconstitucional.

Esa legislación permite la separación del servicio de hombres o mujeres cuya condición homosexual se haga pública o sea descubierta incluso en la privacidad de los hogares.

La Oficina de Personal y Preparación del Pentágono mandó el viernes una orden sobre ese mandato de la juez Phillips a los comandos encargados de reclutar a nuevos soldados, en la que precisaba que si un candidato manifiesta abiertamente su homosexualidad y cumple con los requisitos para ser reclutado, su solicitud debe ser procesada como el resto.

Sin embargo, el Pentágono especifica que los comandos de reclutamiento deben advertir a los solicitantes que puede haber cambios en el futuro si otra sentencia judicial hace que la ley en cuestión se aplique de nuevo.