Nueva estrategia para defender a los rinocerontes

Guardabosques en Sudáfrica introdujeron un arma de alta tecnología para combatir la caza ilegal de rinocerontes.

Se trata de un dispositivo de GPS que se implanta en el cuerno del animal y que le permite al guardaparque seguirlo de forma constante.

El diminuto aparato emite una señal que se recibe en una sala de operaciones. Si el rinoceronte está quieto demasiado tiempo o si entra en actividad frenética se dispara una alarma.

Cuando suena la alarma, el equipo de guardaparques investiga la situación.

Por el momento el dispositivo se implantó en cinco animales.

La caza ilegal de rinocerontes ha crecido en los últimos años en Sudáfrica, impulsada por el comercio ilegal de sus cuernos en China y Vietnam.