Nueva Zelanda / Hobbit: acusan al primer ministro de venderse

Los sindicatos neozelandeses criticaron al primer ministro de su país por doblegarse ante los ejecutivos de Warner Brothers para que rodaran la superproducción "The Hobbit" en Nueva Zelanda, cuyo presupuesto es de US$500 millones.

El primer ministro John Key intermedió en una disputa entre los sindicatos de actores y los estudios de cine para asegurar la filmación.

La presidenta de la Federación de Sindicatos, Helen Kelly, declaró a una emisora de televisión que "una empresa extranjera puede llegar al país y demandar que los derechos de los trabajadores en esta industria sean suprimidos... eso es en la práctica lo que va a ocurrir".

Key acordó con Warner Brothers la promulgación de una nueva ley laboral. Los sindicatos dijeron que los actores dejarán de ser considerados asalariados para pasar a ser contratistas independientes, con lo que perderán derecho a la paga por vacaciones y por enfermedad.