Hezbolá insta a boicot de la investigación sobre asesinato de líder libanés

Hassan Nasrallah, líder del movimiento chiíta en Líbano Hezbolá, pidió un boicot contra el tribunal de la ONU que investiga el asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri perpetrado en 2005.

Nasrallah señaló que cualquier cooperación con el tribunal sería interpretado como un ataque contra el movimiento de resistencia -en referencia al conflicto entre Hezbolá e Israel.

El líder chiíta denunció de escandaloso el que los investigadores de la ONU hubiesen visitado una clínica ginecológica utilizada por las esposas e hijas de dirigentes de Hezbolá.

Naciones Unidas defendió la visita como una medida legítima en sus pesquisas.

Después de más de cinco años, el tribunal no ha acusado formalmente a nadie del asesinato. Entretanto, la embajadora de EE.UU. ante la ONU acusó a Hezbolá y sus aliados, Siria e Irán, de atentar contra la estabilidad e independencia de Líbano.