Falleció el embajador argentino en Moscú

El embajador argentino en Rusia, Leopoldo Alfredo Bravo, murió a los 50 años de edad en su natal provincia de San Juan, víctima de un cáncer.

Bravo, quien había estado alejado de su función desde 2009, había sido designado embajador en Moscú por el fallecido ex presidente Néstor Kirchner en septiembre de 2006.

El canciller argentino, Héctor Timerman, se comunicó con los familiares del diplomático en representación de la presidenta, Cristina Fernández, "para transmitirle el pésame y acompañarlos en estos momentos de dolor", dijo la Cancillería argentina en un comunicado.