Destruyen las reservas existentes de bombas de racimo

Las reservas existentes de bombas de racimo - prohibidas en virtud de un acuerdo internacional presentado hace tres meses - ya están siendo destruidas, de acuerdo con un informe del grupo de supervisión internacional Cluster Munitions Monitor (Monitor de las Municiones en Racimo).

Más de un centenar de países han acordado prohibir esas armas y, según el informe, siete estados ya han destruido sus arsenales de bombas de racimo. Sin embargo, señala que Estados Unidos – que no firmó el tratado - todavía tiene una reserva de alrededor de mil millones de armas.

Las bombas de racimo dispersan a cientos de pequeñas bombas, que muchas veces no estallan sino años después. El país más afectado es Laos, que fue bombardeado por aviones estadounidenses durante la guerra de Vietnam.