Militantes kurdos reivindican atentado en Turquía

Un grupo militante kurdo en Turquía se atribuyó el atentado suicida con bomba de la semana pasada contra un puesto de policía en Estambul en el que murieron más de 30 personas.

Los Halcones por la Libertad de Kurdistán declararon en un mensaje en internet que el ataque, perpetrado en la plaza Taksim, fue un acto de venganza contra la policía.

Los corresponsales describen al grupo como una facción del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), que busca autonomía en las áreas kurdas en el sureste de Turquía y que mantiene una campaña guerrillera contra el gobierno desde 1984.

El PKK negó responsabilidad en el atentado de la plaza Taksim y extendió un cese el fuego que mantenía desde hace dos meses y medio hasta que se realicen las elecciones generales previstas para junio del año próximo.